Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Urbanismo

La Sardineta, el nuevo Tòful de Mar, abrirá antes de Semana Santa

Hace unas semanas arrancaron las obras para la adecuación del local, que el pasado verano permaneció cerrado

NÚRIA RIU

Whatsapp
Imágenes virtuales del aspecto que tendrá el local desde el exterior. FOTO: CEDIDAS

Imágenes virtuales del aspecto que tendrá el local desde el exterior. FOTO: CEDIDAS

En el interior del antiguo Tòful de Mar se trabaja a contrarreloj. El pasado mes de enero empezaban las obras de reforma del viejo local y está previsto que antes de Semana Santa pueda reabrir sus puertas, de cara a la nueva temporada turística. Así lo confirma Paco Eslava que, junto con Tino Juncosa, está detrás de la sociedad Tucan 2016 SL (del Grupo Neptuno), que el pasado 20 de septiembre se adjudicaba la concesión del inmueble.

El espacio mantendrá la esencia. Pese a ello, en esta puesta a punto ha tenido que adecuarse el local, impermeabilizando algunas zonas que presentaban problemas de humedad. Asimismo, se están haciendo reformas en las instalaciones y tendrán que hacerse algunos cambios en el piso de arriba y la zona de baños para facilitar la accesibilidad de las personas con movilidad reducida. «Exteriormente no cambiará nada, pero es un local que estaba muy abandonado y había una falta de mantenimiento generalizado en el edificio», argumenta Eslava. En este proceso de reforma, los inquilinos del restaurante tienen previsto impulsar una inyección de entre 300.000 y 400.000 euros para llevar a cabo la reforma del local.

También quieren hacerse cambios a nivel decorativo, para que los clientes del restaurante se encuentren con una imagen renovada, acorde con la nueva etapa. En esta, el Tòful de Mar pasará a ser La Sardineta. «Queríamos evocar a un producto del mar y la sardina es muy típica de Tarragona», explica Paco Eslava. Y esta variedad de pescado azul será la que aparecerá en la imagen, toda una declaración de intenciones de cara a los clientes que quieran conocer una carta en la que los arroces y el pescado fresco serán los grandes protagonistas.

Eslava asegura que la puesta en marcha del negocio «es todo un reto y además hacerlo en estas fechas de mucha afluencia». El Tòful de Mar cerró sus puertas en el mes de diciembre de 2018, cuando expiró la concesión de diez años y el Departament d’Economia de la Generalitat ponía de nuevo el contador a cero. A diferencia del propietario del Iot, los antiguos responsables del Tòful de Mar sí que abandonaron el local, que en verano del año pasado permaneció cerrado, ya que aún no estaba resuelto el nuevo concurso.

Diecisiete meses cerrado

Finalmente, en julio de 2019 la propuesta que presentó Tucan 2016 SL era la que obtenía una mejor puntuación, del total de siete ofertas que recibió la administración catalana. Y esto permitía que a finales de septiembre pudiera formalizarse el contrato de explotación de cara a los próximos diez años.

El inmueble consta de dos plantas y dos terrazas, que en total suman una superficie de 698,95 m2. La empresa adjudicataria abonará un total de 59.785 euros anuales en concepto de canon de licitación. Un importe por encima de los 34.247,81 euros de cuota mínima que se proponía en las bases del concurso.

«Somos conscientes de que es un establecimiento por el que los tarraconenses sienten una gran estima y hay inquietud para ver lo que vamos a hacer», apunta Eslava. El ritmo de las obras acabará condicionando la fecha definitiva de apertura. «Aún no la tenemos fijada, pero será el veinte y pico de marzo para poder estar entre una semana y diez días rodando antes de Semana Santa», describe el empresario.

La Sardineta representa una nueva aventura en la trayectoria profesional de Paco Eslava y Tino Juncosa. A través del Grupo Neptuno gestionan varios negocios en la Costa Daurada, con años de experiencia. Es el caso de Limboo Beach Club, en la playa del Miracle y los chiringuitos City Beach (Salou) y Neptuno (Cambrils). Además, la sociedad también es propietaria del complejo para bodas y eventos L’Embolic, en Reus, y la discoteca de Salou City Hall.

Temas

Comentarios

Lea También