Tarragona Sanidad

La UCI del Hospital Joan XXIII doblará su capacidad a principios del año que viene

La amenaza de una segunda oleada de la Covid-19 en nuestro territorio ha obligado al Institut Català de la Salut a acelerar el proyecto de ampliación del servicio para pacientes críticos

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo de las instalaciones de la UCI del Joan XXIII, antes de la llegada de la Covid-19. FOTO: LLUIS MILIÁN/DT

Imagen de archivo de las instalaciones de la UCI del Joan XXIII, antes de la llegada de la Covid-19. FOTO: LLUIS MILIÁN/DT

La llegada de la Covid-19 ha sacudido el funcionamiento y la organización de muchos de los hospitales de la demarcación. Se ha demostrado que las unidades de cuidados intensivos de algunos centros hospitalarios han quedado pequeñas y su capacidad ha sido insuficiente. Es el caso del Joan XXIII de Tarragona que, durante el apogeo de la pandemia, se vio obligado a habilitar otros espacios del equipamiento como ampliación de las UCI. La experiencia del pasado mes de abril, sumado al miedo a tener que hacer frente a una segunda oleada de casos, han acelerado el proyecto de ampliación de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Joan XXIII.

Se trata de unas obras que ya estaban previstas con la reordenación del centro sanitario. Pese a ello, el Institut Català de la Salut (ICS) ha visto conveniente adelantarlas para dar respuesta a un posible aumento de casos. Pero el proyecto debe seguir los trámites administrativos y se prevé que las obras empiecen a principios del año que viene. Hace unos días, se licitó la redacción del proyecto ejecutivo por un importe de 220.000 euros, y la previsión es que en octubre se realice el concurso de la obra. Todo parece indicar que se empezarán a ver máquinas in situ a principios de 2021, según explican desde el Departament de Salut.

En la actualidad, la UCI de Joan XXIII se encuentra en la primera planta del edificio C. La intención del ICS es ampliar la unidad con 14 boxes más. Una vez esta primera fase esté lista, los pacientes críticos se instalarán en las nuevas camas, para poder así reformar la UCI actual, que pasará de 14 a 12 boxes. Cuando el proyecto termine, el resultado será de 26 camas, lo que significa que doblaría la capacidad.

Según explican fuentes del ICS, «el espacio actual de la UCI es insuficiente tal como ha quedado demostrado durante la pandemia. Por eso es necesario ampliar su capacidad y rediseñar su configuración, con el objetivo de que los enfermos que precisen de aislamiento puedan ser correctamente separados del resto».

Cabe recordar que durante la pandemia, el hospital tarraconense se vio obligado a habilitar algunas zonas del equipamiento como espacio de UCI, a causa del aumento de pacientes críticos con serias complicaciones derivadas de la Covid-19. Algunos de estos espacios adaptados fueron el Hospital de Dia, donde se instalaron diez camas de UCI, o una parte de los quirófanos. Durante las semanas más trágicas, se llegaron a habilitar un total de cinco unidades de cuidados intensivos. Fue la demostración clara de que el hospital necesitaba ampliar el servicio.

Preparados para lo que venga

El gerente de la Regió Sanitària del Camp de Tarragona, Ramon Descarrega, explica que «tenemos que estar preparados para un incremento de casos de coronavirus. Por esto, hay que tener a disposición suficientes camas de UCI y de hospitalización», y añade que «nuestro objetivo es dar respuesta a una posible segunda oleada y, a la vez, mantener la actividad habitual en los hospitales del territorio. Que el día a día no se vea afectado, o que se vea lo menos afectado posible».

Persiguiendo este objetivo, el Departament de Salut decidió concentrar los infectados por la Covid-19 que requieran de ingreso, a dos hospitales de referencia, el Joan XXIII de Tarragona y el Sant Joan de Reus. «Esto, de por sí, significa que estos centros están perdiendo recursos, como por ejemplo, espacios en las salas de espera. Por esto, tenemos que trabajar para que los equipamientos estén preparados para lo que venga», apunta Descarrega.

Un nuevo hospital

La Generalitat trabaja en el que será el nuevo hospital Joan XXIII y en su reordenación definitiva. En el proyecto, que ya está redactado y aprobado por la Regió Sanitària del Camp de Tarragona y por el Àrea de Planificació del CatSalut, se contempla que la UCI estará ubicada en el edificio C, entre la primera y la segunda planta del equipamiento. La previsión es que el nuevo centro hospitalario acoja un total de 62 camas para pacientes críticos, repartidas en diferentes unidades, como la UCI polivalente y otros espacios destinados a pacientes altamente complejos, postquirúrgicos, coronarios y semicríticos. Mientras tanto, el Joan XXIII podrá contar con un total de 26 boxes de UCI a partir del año que viene.

Temas

Comentarios

Lea También