Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La URV fabrica un material para calzado reutilizando ruedas

Este reaprovechamiento de los neumáticos puede suponer una reducción de 40.000 toneladas de emisiones de CO2

ACN

Whatsapp
Imagen de archivo de la URV. Foto: DT

Imagen de archivo de la URV. Foto: DT

Un equipo de investigadores de la Universitat Rovira i Virgili (URV), junto con investigadores de la Universitat Politècnica de Catalunya-BarcelonaTech (UPC), desarrolla un nuevo material para fabricar aislantes del calzado reutilizando ruedas viejas. El equipo investigador, encabezado en la URV por Marc Marín, del Departament d’Enginyeria Mecànica, ha encontrado una nueva aplicación a la goma vulcanizada procedente de los neumáticos, la cual, mediante un proceso sencillo y combinándola con un polímero, se puede reconvertir en material aislante para zapatos.

Según informan fuentes de la Universitat Rovira i Virgili, este reaprovechamiento de la goma de las ruedas en desuso puede suponer un ahorro de 20 millones de euros al año en materia prima en el sector del calzado y una reducción de 40.000 toneladas de emisiones de CO2.

Durante esta investigación, que ha publicado la revista Applied Sciences, los investigadores hicieron ensayos con varios polímeros en concentraciones diferentes hasta encontrar la combinación idónea que permitiera desarrollar un material aislante para el calzado que cumpliera con los criterios de conductividad, elasticidad y resistencia a la ruptura aptos para que puedan hacer su función.

«Aportar un 10% de los polímeros a la goma vulcanizada nos permite crear este nuevo producto, que da los mejores resultados cuando el polímero utilizado es el etileno-acetato de vinilo, con el que se hace la goma EVA», apunta Marc Marín.

Los investigadores también han tenido en cuenta la sostenibilidad y viabilidad económica de este producto. «Implementar supondría un ahorro en el proceso de producción de las empresas, ya que permitiría una reducción de costes para que se utilizaría un porcentaje más bajo de materia prima, que sustituiría la goma vulcanizada procedente de los vertederos», añade Marín.

Temas

Comentarios

Lea También