Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La URV pide aumentar en 100 millones anuales la partida de universidades

La Rovira i Virgili pone cifras a las necesidades de financiación de los centros públicos en Catalunya

Núria Riu

Whatsapp
Imagen del Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili.  Foto: pere ferré

Imagen del Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili. Foto: pere ferré

A las puertas de abrirse el debate de cara a la redacción del Pacte Nacional per a la Universitat, la Universitat Rovira i Virgili (URV) ha querido anticiparse, haciendo una propuesta para resolver los problemas de financiación de las instituciones públicas catalanas y reducir el coste que soportan los estudiantes.  Contempla un incremento de los recursos durante tres años de cien millones anuales, lo que permitiría pasar de un presupuesto de 700 millones a 1.000 millones.

El rector de la Rovira i Virgili, Josep  Anton Ferré, daba a conocer esta propuesta al Consell de Govern de la URV y posteriormente a los medios de comunicación. «No estamos hablando de ningún disparate, sino de volver a la situación de antes de la crisis», argumentó. De hecho, ya en 2006 el Govern fijó que este debía ser el horizonte de país.

Es la primera vez que se ponen cifras a las necesidades de financiación presupuestaria de la universidad. Y esto debe permitir, en primer lugar, incrementar un 10% la subvención a los centros para reponer el personal que se ha jubilado o acometer nuevas inversiones, como las nuevas facultades de Educació y Medicina. Y es que, en el caso del centro tarraconense, supondría incrementar en unos seis millones de euros la dotación presupuestaria que ahora mismo recibe de la Generalitat, que no llega a los 70 millones de euros.

El presupuesto por estudiante es de 6.000 dólares, cuando la media europea está entre 10.000 y 20.000

En segundo lugar, la URV calcula que permitiría reducir en un 10% los precios de cara a los estudiantes, es decir, las matrículas, de forma que estos pasarían a pagar el 15% de lo que cuesta una carrera, y no un 25%, como en la actualidad. 

Con este incremento de recursos, el presupuesto por estudiante aún seguiría estando por debajo de la media europea. Para comparar la situación de los centros a nivel global, la información disponible es en dólares. En las universidades catalanas, el presupuesto por estudiantes se sitúa alrededor de los 6.000 dólares (unos 5.260 euros), mientras que la mayor parte de las universidades europeas están en la franja entre los 10.000 y los 20.000 dólares (de 8.770 a 17.500 euros).

Más investigación
La propuesta de mejora de la financiación también hace referencia a más recursos de cara a la investigación. Y, en este sentido, la propuesta que la Rovira i Virgili presentará al resto de universidades catalanas hace referencia a un incremento de 50 millones de euros anuales. 

El rector Josep Anton Ferré apuntó que esto permitiría afrontar gastos de forma consorciada, como el acceso a la biblioteca digital, que anualmente supone un millón de euros para el centro tarraconense.

Las universidades alertan de que pueden perder fuelle si no mejoran la financiación

Pese a este incremento sustancial de los recursos, la inversión en materia de universidades se situaría en el 1% del PIB, cuando los rectores piden que al menos sea del 1,2%, como en la media del OCDE.

La Rovira i Virgili ya ha mandado esta propuesta al resto de rectores de las universidades públicas de Catalunya, para que puedan hacérsela suya de cara al debate que tendrá lugar en los próximos meses. Ferré destacó la trascendencia de estas conversaciones. «El objetivo es que, cuando en el Parlament se hable de la universidad, haya una visión de país».  «Si Catalunya no cuida a sus universidades, ahora aún estamos a tiempo, pero llegará un día que se acabará perdiendo. Es nuestra misión sobreavisar al respecto», concluía Ferré.

Temas

Comentarios

Lea También