La URV tendrá más alumnos este curso

La universidad tiene un 3% más de alumnos de grado y 6,3% de máster que el año pasado. Ayer se inauguró el curso coincidiendo con el retorno al 100% de la presencialidad

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
En total este curso hay un 3% más de alumnos de grado que el curso pasado y un 6% de máster. Fabián Acidres

En total este curso hay un 3% más de alumnos de grado que el curso pasado y un 6% de máster. Fabián Acidres

En el curso actual, una vez más, y pese a los efectos de la pandemia, la Universitat Rovira i Virgili ha vuelto a ganar en número de alumnos matriculados, todo pese a los previsibles efectos socioeconómicos de la pandemia de Covid-19.

Las cifras responden, según la interpretación de la propia rectora, Maria José Figueras, a una combinación de factores. Por una parte tiene que ver con la constatación de que, en tiempos de crisis, la formación es clave para seguir adelante.

Este año, aunque pudo asistir público, el acto de inauguración del curso también pudo seguirse por streaming. FOTO: Pere Ferré

En segundo término la explicación tendría más que ver con la demografía, ya que los alumnos del curso que ha comenzado nacieron en un año de crecimiento de la natalidad. De hecho, ya se batieron récords de alumnos que se presentaron a la selectividad.

En total este curso hay un 3% más de alumnos de grado que el curso pasado y un 6% de máster. Los datos de los de doctorado todavía se están consolidando, pero también son más.

Una de las peculiaridades que dejan los datos, explicaba Figueras, tiene que ver con que aunque hay más alumnos de máster, este curso ha bajado el número de alumnas. La interpretación podría tener que ver con que algunas mujeres han decidido posponer sus estudios porque recae sobre ellas el peso de la conciliación y el cuidado de los hijos.

Vacunas y presencialidad

Figueras aportaba estos datos ayer a propósito de la inauguración oficial del curso, que coincidía, además, con la posibilidad de volver al 100% de la presencialidad en las aulas.

Actualmente las aulas se encuentran al 70%, por lo que, aseguró la rectora, el regreso a la normalidad será «fácil». No obstante, explicó que también habrá parte de la docencia que pueda hacerse on line para facilitar, por ejemplo, la participación de estudiantes de otros países o de alumnos que tienen que compaginar estudios y trabajo. En el caso de los estudios de máster, por ejemplo, un 30,4% de los matriculados son estudiantes internacionales.

Señaló, no obstante, que el regreso a la presencialidad será con todas las precauciones e hizo un llamamiento a la vacunación. Aunque no hay datos al respecto, Figueras sostiene que el porcentaje de vacunados entre la comunidad universitaria es alto. Apuntó, por ejemplo, que en las jornadas que se llevaron a cabo en las sedes de la universidad la mayoría de los vacunados eran de fuera.

Dos estudios nuevos

Entre las novedades de este curso está la puesta en marcha de dos nuevos grados, el de Ingeniería Matemático y Física, que ha llenado las 20 plazas que se ofertaban, y el de ADE y Márketing, conjuntamente con la ESIC, en el cual se matricularon 18 estudiantes.

En total, la URV ofrece 53 másteres oficiales, incluidas titulaciones interuniversitarias: 21 en modalidad presencial; 3 en doble modalidad virtual y presencial; 12 en modalidad semipresencial; 5 en doble modalidad semipresencial y virtual y 12 en modalidad virtual.

La lección inaugural del curso corrió a cargo del catedrático Urbano Lorenzo. En el acto intervinieron, además, la consellera de Recerca i Universitats, Gemma Geis; el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, y el vicepresidente del Consell Social de la URV, Joan Enric Carreras.

Necesidad de financiación

La consellera Geis reconoció la necesidad de un «reequilibrio territorial» y apuntó que «tenemos una deuda con los jóvenes de nuestro país: si quieren marchar tiene que ser una opción, no una obligación». Aseguró, además, que «tenemos que poder mejorar la financiación de todas las universidades, hacer políticas de transferencia, de mejora de las infraestructuras y del relevo generacional».

En este sentido, la rectora aprovechó para insistir en el hecho de que la demarcación de Tarragona tiene una de las rentas familiares más bajas de Catalunya y, de media, ninguna comarca llega a la media catalana. Esto repercute en el presupuesto de la Universidad, que aporta 2,6 millones de euros para compensar los 6,7 millones de euros de matrícula correspondiente a los estudiantes con beca del Ministerio.

Para hacer posible la actividad de la universidad, recordó la necesidad de disponer de capital, que permita dotarse de más profesorado investigador que asegure el relevo generacional (el 68% del profesorado a tiempo completo tiene más de 50 años y el 57% de los líderes de los grupos de investigación tienen más de 55).

Temas

Comentarios

Lea También