La antigua línea Reus-Roda de Berà: ¿Vía verde o salida para las mercancías?

El debate sobre el futuro de la línea Reus-Roda está abierto, cuando hace más de 25 años que dejaron de pasar los trenes

Núria Riu

Whatsapp
La estación de La Riera de Gaià se encuentra en un avanzado estado de degradación. FOTO: Alba Mariné

La estación de La Riera de Gaià se encuentra en un avanzado estado de degradación. FOTO: Alba Mariné

Este mes de abril se cumplirán 27 años desde que dejó de estar en funcionamiento la antigua línea Reus-Roda de Berà. Durante todos estos años, la naturaleza ha ido recuperando parte del terreno perdido y los ladrones han contribuido al desmantelamiento de la antigua infraestructura, llevándose los raíles, los tornillos, la catenaria y todo lo que han podido. 

El trazado de 32 kilómetros formaba parte de la antigua línea Madrid- Zaragoza- Barcelona, por Caspe. Empezó a construirse en el año 1882, sobre un trazado bastante llano que facilitó la obra, con la única dificultad de salvar los ríos Gaià y Francolí, lo que obligó a construir dos pequeños túneles. Este último, a la altura de Puigdelfí, está en un estado de deterioro avanzado, mientras que el otro se ha conservado en mejores condiciones. 

Antiguamente los convoyes Madrid- Barcelona pasaban por esta infraestructura, que era más corta que la que pasaba por Tarragona. Pero a partir de 1958 su utilización fue cayendo, con la electrificación de la vía Tarragona-Reus. Esto supuso su cierre en el año 1992. 

Hay un tramo que aún está en servicio. Son poco más de cinco kilómetros entre la planta de producción de Repsol y la estación de mercancías de Constantí, aunque su utilización se limita a una o dos circulaciones al día. 

Adivinar el antiguo trazado no es sencillo. Una parte fue desmantelada cuando se construyó la línea del AVE Madrid-Barcelona, mientras el tramo desde El Catllar a Roda de Berà suma unos veinte kilómetros que discurren entre campos de cultivo, ermitas y castillos como el de Montornès. Esto ha convertido este último tramo en un camino por el que cada vez pasean más excursionistas que quieren disfrutar de un entorno sin masificar, y en el que aún pueden apreciarse estaciones fantasmagóricas como la de La Riera de Gaià.

Con caducidad
¿Hasta cuándo podrá pasearse tranquilamente por este entorno? A lo largo de los últimos años se ha hablado largo y tendido sobre el futuro de la vía. Su recuperación abre la posibilidad de que en un futuro los convoyes de mercancías dejen de pasar por la fachada litoral. Pero no hay consenso. Mientras por un lado se ve como una solución para que los trenes procedentes de los puertos de Tarragona y València no tengan que pasar por el núcleo urbano de Tarragona, los alcaldes de los municipios afectados apuestan por su transformación en vía verde, para relanzar el potencial turístico de la zona. «Adif debería hacer la cesión, que no se ha hecho y podría recuperarse todo el tramo ahora en desuso», argumenta Jaume Casas, alcalde de La Riera de Gaià. 

La propuesta no es nueva. Se lanzó en el año 2007 desde el Consell Comarcal del Tarragonès para seguir los pasos de lo que en su momento se hizo en la zona del Ebre o en la Terra Alta. Los alcaldes consideran que a partir de la venta de los materiales podría pagarse la intervención necesaria para su acondicionamiento. Cuestión aparte merecen las estaciones. La de La Riera está en un estado de conservación deplorable. En su interior incluso hay una barca. Por su parte, el Ayuntamiento de El Morell ve la posibilidad de recuperarla e instalar «algún equipamiento cultural».

Su alcalde, Pere Guinovart, asegura que «no estamos de acuerdo en su recuperación para las mercancías». Este municipio defiende que reabra la línea para los pasajeros. «Sería como un metro a diez minutos desde Reus a la estación del Camp de Tarragona», afirma Guinovart. Una opción que choca con la postura de la industria química, ya que la vía cruza el polígono norte.
 

Temas

Comentarios

Lea También