Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona MOVILIDAD

La avenida Roma tendrá un carril bici hasta la Plaça Imperial Tarraco

La vía para ciclistas estará en el lateral derecho en dirección entrada, donde podrían eliminarse los aparcamientos

Octavi Saumell

Whatsapp
El Consistorio eliminará un carril de circulación desde Icomar hasta el puente del Parc Central. Foto: Lluís Milián

El Consistorio eliminará un carril de circulación desde Icomar hasta el puente del Parc Central. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona tiene previsto que la avenida Roma cuente con un carril bici a lo largo de este mismo año. Así lo asegura al Diari el concejal de Mobilitat, Josep Acero (PP), quien indica que el proyecto significaría completar la actual vía para ciclistas que hay entre Bonavista e Icomar, pero que una vez que llega a la rotonda del MC Donald’s queda cortada. «El objetivo es que, desde la zona de los concesionarios de coches, se adapte un nuevo carril bici que permitiría superar el puente del Francolí y que llegaría hasta la Plaça Imperial Tarraco», explica el político de la formación conservadora.

Actualmente, el tramo conectado mediante carril de bicicleta entre Bonavista y la zona de venta de vehículos cuenta con 2,9 kilómetros de longitud. El nuevo tramo añadiría otros 1,2. El planning elaborado por parte de los técnicos del área municipal de Mobilitat prevé que, entre Icomar y el Parc Central, se elimine un carril de circulación en dirección al centro de la ciudad, manteniendo los dos de salida que hay a día de hoy.

Negociación con el Estado

«Una vez se llegue al final del puente del Francolí habrá una triple opción para seguir en bicicleta: seguir hasta el centro por la avenida Roma, tirar hacia la izquierda hasta el Parc del Francolí o hacerlo hacia la derecha para conectar con el Port» afirma Acero, quien espera que la reordenación pueda ser una realidad «este año, ya que no comporta una gran obra».

En caso de seguir por linea recta, el futuro carril bici pasará por la vía lateral derecha en dirección la Plaça Imperial Tarraco. En este sentido, la avenida Roma seguirá contando con dos carriles por sentido en su parte central, mientras que en la zona destinada a las bicis podrían suprimirse los actuales estacionamientos, que están regulados mediante zona azul.

Antes de poder llevar a cabo esta ambiciosa actuación será necesario concretar el traspaso de la vía con el Estado, que es el titular de la vía. «Ya hemos iniciado conversaciones y no creo que haya ningún problema» afirma el edil del PP.

También el de la Laboral

Acero afirma que otra de las prioridades de este año será presionar a la Generalitat para que construya la rotonda prevista en la C-31B, que enlaza con el Poligon Industrial Francolí en los barrios de Ponent.

«Una vez sea una realidad, será mucho más fácil adaptar un espacio para las bicis. Queremos hacerlo, pero necesitamos ir de la mano del Govern» indica el concejal, quien remarca que ese carril enlazaría con el que ya existe, que estará situado frente a Campclar y que procede de Bonavista.

Un kilómetro en el litoral

De forma paralela, la ciudad también verá incrementada su actual oferta de carriles bici, que es de 11,2 kilómetros. La reforma del Passeig Marítim que está impulsado el Port –de forma paralela a la construcción de la pasarela que unirá el paseo con el Balcó del Mediterrani– permitirá que se sumen 800 nuevos metros de recorrido para ciclistas. En ese espacio está previsto eliminar los aparcamientos de la actualidad para ampliar la zona destinada a los peatones y los ciclistas. El coste de esta obra será de un millón de euros y se espera que pueda ser una realidad este año, junto a la instalación que facilitará que los ciudadanos puedan superar la linea del tren.

Finalmente, el tercer trayecto que podría ponerse en marcha a lo largo de este año es el que unirá la Arrabassada con el Fortí de la Reina. La idea del equipo de gobierno (PSC, PP y Unió) es que el Passeig Rafel de Casanovas pase a ser únicamente de un sólo sentido, que sería en dirección hacia el Miracle. De esta forma, se eliminaría un carril y se ampliaría la zona para peatones y se incluiría un carril bici. El Consistorio espera que esta actuación pueda realizarse a lo largo de los próximos meses.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También