Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La belleza del movimiento joven, en Tarragona

El Concurso Nacional de Danza Anaprode se inaugura en Tarragona con una emocionante gala, en la que jóvenes talentos del baile demostraron de qué son capaces con coreografías de gran complejidad

Pablo Latorre

Whatsapp
El Palau Firal i de Congresos de Tarragona acoge hasta hoy domingo este concurso, que pretende impulsar la carrera artística de las jóvenes promesas de la danza. Foto: lluís milián

El Palau Firal i de Congresos de Tarragona acoge hasta hoy domingo este concurso, que pretende impulsar la carrera artística de las jóvenes promesas de la danza. Foto: lluís milián

De un salto salió la catalana; a continuación, entró en escena con una fuerte ovación la valenciana, a la que siguieron la madrileña y la andaluza; una tras otra, las banderas de las diecisiete comunidades autónomas –más las de España, Francia, Bélgica y Andorra– aparecieron como parejas de los jóvenes bailarines de la Escuela de Grado Profesional Artemis Dansa, que bailaron la Bienvenida de las Banderas, la actuación que tradicionalmente abre el Concurso Nacional de Danza Anaprode.

Mientras, la noche del viernes la platea del Palau Firal i de Congressos de Tarragona se encontraba llena de aficionados a la danza, familiares y amigos de los 1.201 aspirantes, de entre 8 y 25 años, que participan en esta decimoprimera edición del concurso. Cabe decir que poder acoger nuevamente el festival ha sido gracias a la presidenta de la Confédération Europeene de Danse y directora de la Escuela de Grado Profesional Artemis Dansa, Artemis Plaja.

Ya encima del escenario y luciendo de largo, la presidenta dio la bienvenida al público y a los miembros del jurado. Este 2016, los jueces son doce personalidades del mundo de la danza a nivel internacional, entre los cuales encabezan la presidenta de la Confederación Nacional de Danza de Bélgica, Sylvie Libert, y el presidente de la Confederación Nacional de Danza de Francia (CNDF), Yvonne Strauss.

Sin embargo, una vez estuvo todo el mundo presentado, dio comienzo la gala. La música sonó alto y las luces iluminaron las tablas para potenciar las diez felicitaciones que varios centros participantes habían preparado para esta apertura. Actuaciones de danza clásica, hip-hop, flamenco, fusión y contemporáneo llenaron el escenario con fuerza y sentimiento, transmitiendo emociones e ilusión a un público hipnotizado por el arte y la gracia de estos jóvenes talentos.

Cada artista recibió un sonoro aplauso, aunque destacó sobremanera el tarraconense Yoel Ferré, con una coreografía de flamenco que había creado él mismo a sus 12 años. Sin embargo, los números finales pusieron la guinda a esta fantástica gala.Por una parte, fuimos testigos de la actuación especial del grupo 360 Grados, que presentó una coreografía de baile contemporáneo que experimenta la suspensión de los movimientos con una música producida con sonidos corporales. Por otra, dejó boquiabierto el fantástico paso a dos del Cascanueces que interpretaron Orión Picó y Judith Queralt, dos artistas que ya emocionaron la platea del Teatre Metropol cuando representaron este ballet de Tchaikovsky en Navidad.

Con estos dos números terminó una gala de inauguración entrañable, donde el sentimiento cogió forma y movimiento. Tras esta apertura, el Concurso Nacional de Danza Anaprode ha continuado su programa, que se extiende hasta hoy domingo subiendo al escenario del Palau de Congressos un total de 673 actuaciones diferentes, y ofreciendo masterclass de distintas modalidades de baile a todos los participantes de este año.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También