Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«La independencia es una utopía. Ni los independentistas se la creen»

Los cuatro andaluces de Tarragona consultados se oponen rotundamente a la secesión de Catalunya y creen que sólo es una forma de beneficiarse para las élites que la defienden

Xavier Fernández José

Whatsapp
FOTO: Alba Mariné

FOTO: Alba Mariné

«No hay nada que temer si no te metes en follones. Si la independencia fuese para bien, cojonudo, pero la están impulsando para aprovecharse», asegura Miguel Montávez. 

«Cuanto más dinero tengan, más se llevarán. Ahí tienes a Jordi Pujol. Nadie se hubiera imaginado todo el dinero que tiene. La independencia sólo beneficia a quienes la están impulsando», coincide Antonio Martín. 

La conversación con los cuatro andaluces de Tarragona sube de intensidad cuando se les pregunta cómo están viviendo el proceso independentista catalán. Los cuatro presumen de ser tan catalanes como cualquier persona nacida aquí pues llevan casi toda su vida en Catalunya y han contribuido a su engrandecimiento.

«No quiero la independencia. Me preocupa. Vivimos en un país muy bueno y no debemos dividirlo. Si se va Catalunya, luego se irán Euskadi y Navarra. España quedaría aislada de Europa», advierte Maximiliano López.

Sigue Maximiliano: «¿Un referéndum sobre la independencia? De acuerdo. Pero como marca la Constitución, no a la brava. No se puede convocar un referéndum ilegal».

Interviene López Pasca: «La independencia es una utopía. Ni los propios independentistas se la creen». «Sí, sí se la creen», le contradice Maximiliano. «Están mintiendo a su propia gente», insiste López Pasca. «España acabará siendo un Estado federal. Es lo más viable, aunque las comunidades autónomas ya tienen más competencias que los Länder (los estados alemanes)», continúa el exconcejal socialista.

«Nosotros hemos luchado por Catalunya. Salimos a la calle a manifestarnos con el lema ‘Llibertat, amnistia i Estatut d’Autonomia’. Llevábamos una pancarta por la Rambla y los mismos que ahora reclaman la independencia estaban cómodamente sentados en la terraza de un bar y se reían mientras los policías nos ‘calentaban’», rememora López Pasca. 

¿Existió esa violencia que PP, Ciudadanos y algunos jueces se empeñan en señalar? ¿Se merecen los líderes independentistas estar en prisión? Maximiliano sostiene que «la violencia se ejerce de muchas maneras. No hubo violencia física, pero sí política». 

«Un año en prisión preventiva es demasiado. Podrían estar controlados en su propia casa», señala López Pasca. «¿La prisión preventiva es legal? ¿Sí? Pues eso», interviene Maximiliano. «Un año es demasiado tiempo. Cuando salga el juicio, que estén el tiempo que tengan estar, pero hoy en día hay medios para que no se escapen», interviene Pasca. «Puigdemont se escapó de la forma más cobarde posible: siendo todavía presidente de la Generalitat», sentencia el exedil tarraconense del PSC.

Temas

Comentarios

Lea También