Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La inseguridad en el Barri del Port de TGN persiste pese a las cámaras

Según el Ayuntamiento, los dispositivos de vigilancia ubicados en la calle para evitar el incivismo ya se han traducido en 9 peticiones judiciales, pero que el balance oficial no llegará hasta finales de año

Agnès Llorens

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

Pese a la ubicación de cámaras de seguridad en algunas zonas del Barri del Port de Tarragona, sigue la inseguridad en muchas de las calles de ubicadas en la Part Baixa de Tarragona, ya que los dispositivos de vigilancia tan sólo recogen un pequeño espectro del entramado de calles de esta zona de la ciudad.

Esta es la sensación que coinciden en destacar los miembros del colectivo vecinal de la zona, que señalan que la veintena de cámaras que se pusieron en funcionamiento a finales de junio se ubican en un recorrido que traza el trayecto en el que hace años se ubicaba el epicentro de varios  locales de ocio nocturno, pero critican que se olvidan de otras calles que siguen registrando altas cotas de inseguridad. 

Los dispositivos se encuentran en las calles Apodaca, Orosi, Cartagena, Sant Magí, Rebolledo, Pau del Protectorat, Unió, plaça dels Carros, Reial, Anselm Clavé, Comerç, Barcelona y Arquitecte Rovira. Según apunta la presidenta en funciones del Barri del Port, Mari Carmen Puig, la colocación de las cámaras «se planteó en un momento en el que había mucha actividad nocturna en algunas calles, pero, hoy en día, el sistema no cubre la totalidad del barrio y, de hecho, hay muchas zonas con problemas de incivismo y altercados que no son captadas a través de estas cámaras», destaca.

De hecho, Puig y otros miembros del colectivo vecinal apuntan que la zona de las calles Lleó, Reial y parte de Apodaca, entre otras vías, son un hervidero de problemas sin solución hasta ahora y esperan el primer balance oficial del consistorio para determinar si la colocación de estos mecanismos de vigilancia en la calle es un sistema realmente efectivo.  

Se inician 9 acciones judiciales 

Pese a que el Ayuntamiento de Tarragona sostiene que todavía es pronto para hacer un balance oficial del funcionamiento de las cámaras de seguridad –que podría llegar a finales de año, según fuentes municipales–, sí que avanza algunos datos sobre las primeras acciones judiciales que se derivan de su actividad. De esta manera, la Guardia Urbana informa que, hasta el momento, se han producido un total de 9 peticiones judiciales derivadas de las imágenes tomadas por las cámaras.

Por lo que respecta a los principales delitos que se han detectado, la policía local avanza que la mayoría de hechos están relacionados con robos con fuerza, daños a vehículos y accidentes de tráfico. El Ayuntamiento avanza que el balance oficial de actividad de estos dispositivos se hará público el último trimestre de este año

Temas

  • barri del Port
  • seguridad

Comentarios

Lea También