Tarragona Química

La investigación de los Mossos sobre el accidente de Iqoxe, en la recta final

La policía autonómica espera cerrar el análisis del trágico accidente del pasado 14 de enero «en pocas semanas»

ACN

Whatsapp
Imagen de la zona donde se produjo el accidente del pasado 14 de enero  FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de la zona donde se produjo el accidente del pasado 14 de enero FOTO: PERE FERRÉ

Los Mossos d’Esquadra prevén concluir la investigación de la explosión de Iqoxe «en pocas semanas», según ha explicado a la Agència Catalana de Notícies (ACN) el jefe de la región policial Camp de Tarragona, el comisario Josep Maria Estela. Una tarea «muy larga y compleja» que se cerrará unos seis meses después del accidente que ocasionó tres muertos y siete heridos.

La investigación, asegura el comisario, tiene el único objetivo de determinar «qué pasó allí exactamente» el 14 de enero y «qué responsabilidades se derivan por parte de todas las personas que forman parte de Iqoxe».

El cuerpo de los Mossos d’Esquadra asumió las funciones de policía judicial para esclarecer las circunstancias de la deflagración de un reactor de la planta de La Canonja. «La investigación ha sido un reto porqué es prácticamente nueva para nosotros. Tiene un alto nivel de dificultad porque es tema muy específico», admite Estela. Por eso, los Mossos han recorrido a los conocimientos de peritos cuando ha sido necesario. «Seremos lo más riguroso y objetivos posible», garantiza el comisario sobre el caso, que se mantiene bajo secreto de sumario.

El máximo responsable del cuerpo policial en el Camp de Tarragona insiste que, en sede judicial, no es suficiente acudir solo con suposiciones. «Hay que aportar pruebas que aquellos objetos metálicos que produjeron unos daños o la desafortunada muerte de un vecino de Torreforta están relacionados directamente, sin ningún tipo de duda, con la empresa afectada», ilustra el comisario Estela.

Una prueba de la complejidad de la investigación es que apenas hace unas semanas que la policía autonómica pudo acceder en la zona cero de la explosión del 14 de enero.

Más comunicación

El día del accidente la respuesta de los diferentes servicios fue «muy rápida y coordinada», según el comisario. «Bombers, Protecció Civil, SEM y Mossos llevamos mucho tiempo trabajando en una hipotética situación de riesgo. Se habían hecho simulaciones y, ese día, se produjo de verdad», expone.

Pese a eso, según Estela, en caso de futuras emergencias se debe mejorar la información. «Tenemos que comunicar rápidamente y que la ciudadanía sepa qué es lo que ha explotado, qué es exactamente y si se está desprendiendo algún tipo de nube, si es tóxica y afecta a la salud de las personas o no», reflexiona. «Los efectivos de emergencias también tienen que saber qué está pasando allí porque si se acercan demasiado puede acabar en tragedia», añade. «Seguro que la experiencia de IQOXE nos ayudará y si alguna vez vuelve a pasa, la información tiene que correr más rápido», concluye el comisario.

Temas

Comentarios

Lea También