Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La llegada de los cruceristas se nota en las calles de Tarragona

Los establecimientos del centro de la ciudad y la Part Alta constataron un incremento de actividad

Núria Riu

Whatsapp
Las calles del centro registraron un incremento de visitantes por la llegada de los cruceros al puerto. Foto: lluís milián

Las calles del centro registraron un incremento de visitantes por la llegada de los cruceros al puerto. Foto: lluís milián

La llegada de los cruceros ‘Costa neoRiviera’ y ‘Windsurf’ simultáneamente al Port de Tarragona se notaba ayer en las calles de la ciudad, que presentaban una estampa similar a la de los días con mayor presencia de visitantes. Una parte considerable de los 1.500 pasajeros se quedó en Tarragona. Podían verse en toda la Part Alta, pero también en el centro de la ciudad, hacia la Rambla y El Corte Inglés.

Entre los comercios y los establecimientos de restauración las opiniones estaban divididas. El responsable de una tienda de souvenirs de la calle Major afirmaba que «quizás sí que hay mucha gente, pero son grupos y es más difícil. Vienen, hacen la visita y los traen a las tiendas acordadas, y yo aquí no pago», decía. Este comerciante, que quiere mantenerse en el anonimato, apunta que «siempre es mejor cuando hay gente que anda suelta que cuando vienen los grupos». Entre los regalos más solicitados están las postales, que, sobre todo entre los franceses, sigue siendo el recuerdo por excelencia. En cambio en los bares y restaurantes se mostraban especialmente satisfechos. «El flujo ha sido continuo a lo largo de toda la mañana y al mediodía», decía Esteban Martínez, camarero de un establecimiento de la Rambla. Allí coincidió con el mercadillo de antigüedades, por lo que el ajetreo en esta arteria principal fue constante a lo largo de todo el día. 

La ciudad recibirá este año 40 buques con un total 40.000 pasajeros a bordo. Dejarán en el territorio 3,5 millones de euros. Estas cifras triplican las del año pasado, cuando llegaron 14.000 turistas en 22 barcos –su impacto económico fue de 900.000 euros–.

Temas

Comentarios

Lea También