Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mayoría de los cruceristas se queda en el territorio

Más de la mitad de los cruceristas que ha llegado esta temporada de verano por el Port de Tarragona admite que hace compras 

Núria Riu

Whatsapp

¿Qué hacen los cruceristas que llegan a través del Port de Tarragona? Mayoritariamente se quedan en el territorio. De hecho, tan solo el 4% coge una de las excursiones a Barcelona que se les ofrece, según la encuesta que realizan en el pasaje. El resto, un 28%, embarcan o desembarcan, mientras que alrededor del 68% decide visitar Tarragona por su cuenta (48%) o coger una excursión por la provincia (20%) entre las que también se incluyen las visitas guiadas por Tarragona.

De hecho, la Tarragona romana sumó 3.800 visitantes durante la temporada de abril a octubre, mientras que las otras propuestas que tienen más éxito son Poblet y cercanías (1.800 personas), PortAventura (1.700) y la opción de Reus y Cambrils (1.800). 

Dos aspectos más. Cuando se marchan, los encuestados aseguran que la visita ha cumplido las expectativas (65,1%) o que incluso las ha superado (27,1), y que la recomendarían en un 89% de los casos. Y es que la puntuación que obtiene Tarragona por parte de los visitantes es de un 9, mientras que la excursión Reus y Cambrils obtiene un 8,4 de media.

Para el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, este actividad «representa una gran oportunidad de cara al comercio, la hostelería y el turismo de experiencias». De hecho, habló específicamente sobre este último ámbito y apuntó que «deberíamos hacer un esfuerzo entre todos para que el Priorat y sus vinos también se incorporen». Esta fue una de las ideas que surgió en la reunión de la Taula de Creuers, en la que se habló también de la actividad comercial que genera el turismo de cruceros. 

Más de la mitad, en concreto el 57%, de las personas encuestadas reconocieron que habían comprado, un porcentaje que representa un crecimiento de nueve puntos respecto al año pasado. El primer de los factores que ha jugado a favor ha sido la creación de la Zona d’Acolliment de Creueristes (ZAC), que suma a más de ochenta establecimientos comerciales de Tarragona. El segundo factor ha sido que tan solo cuatro de los 37 buques que atracaron en el enclave tarraconense lo hicieron en un domingo cuando los establecimientos, excepto la Part Alta, están cerrados.

Otro de los elementos de los que se habló durante la reunión con los agentes es de la posibilidad de complementar la oferta.  «El turismo de tapas puede ser un aliciente interesante, mientras que no debemos olvidarnos de la tripulación, un colectivo con un nivel de gasto importante», argumentó el presidente del Port, Josep Andreu.

Temas

Comentarios

Lea También