Más de Tarragona

La oposición exige ver el nuevo plan del carril bici

Crónica. El PSC pide el expediente del Feder y la prórroga de las obras, mientras Cs lamenta haber sido informado «solo del primer proyecto»

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen reciente de las obras del nuevo carril bici, a la altura de Marquès de Montoliu, con la Plaça Imperial Tarraco en el fondo. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen reciente de las obras del nuevo carril bici, a la altura de Marquès de Montoliu, con la Plaça Imperial Tarraco en el fondo. FOTO: PERE FERRÉ

La modificación – «no sustancial», según el concejal de Territori, Xavier Puig (ERC)– del trazado del nuevo carril bici que obligará a derribar el quiosco de la Plaça Imperial Tarraco ha generado muchas dudas entre las formaciones de la oposición por el proceso administrativo que se ha llevado a cabo. Por ello, ahora PSC y PP, con el apoyo de Cs y En Comú Podem, exigen al gobierno municipal (ERC, JxTGN y CUP) los «detalles» del nuevo proyecto, que se está «tramitando» cuando ya se llevan cuatro meses de obras porque el único publicado en el expediente sí que avala la compatibilidad del quiosco y del carril bici.

Por ello, ayer los socialistas presentaron una solicitud en la que piden, por una parte, la documentación relacionada con la subvención Feder recibida por valor de 268.000 euros, así como la copia del nuevo proyecto y el decreto que permite prorrogar las obras hasta el 5 de noviembre, ya que inicialmente debían finalizar este jueves. «Si como dijo en el pleno del día 27 el concejal Puig, modificar el proyecto supondrá perder el Feder, y el proyecto actual preveu el desplazamiento o traslado del quiosco, queremos dejar constancia que, a nuestro juicio, las decisiones que se tomen con el efecto de derribarlo pueden generar responsabilidades legales y consecuencias graves, al afectar al interés público», indica la concejal Begoña Floria (PSC) en el escrito al que ha tenido acceso el Diari.

Ayer, durante una entrevista a Ràdio Ciutat de Tarragona, el alcalde de Tarragona –Pau Ricomà (ERC)– aseguró, visiblemente molesto con el Diari, que «el gobierno anterior cerró quioscos y no tuvo esta campaña», indicó en referencia a este periódico, a la vez que recalcó que «por primera vez, Tarragona hace una apuesta clara por la movilidad sostenible», con el proyecto que unirá mediante carril bici el Campus Sescelades de la URV con la Plaça Imperial Tarraco. Sobre el futuro del quiosco, el máximo representante municipal remató que «se acaba la concesión, nadie les echa».

«Puede ser compatible»

Lorena de la Fuente (Ciutadans) también expresa dudas con la tramitación. «A nosotros los técnicos municipales solo nos han informado del proyecto inicial, el que dice que el carril bici es completamente compatible con el quiosco, que solo debe trasladarse unos metros», afirma la concejal de la formación naranja, que asegura «no tener constancia» y «desconocer» los motivos de la modificación. «La administración pública debe regirse por el principio de transparencia, y está claro que si se modifica el proyecto debería publicarse y justificarse», añade De la Fuente, quien espera que «nos muestren toda la documentación» y, asimismo, dispara contra el PSC. «Nos habría gustado que también hubieran luchado tanto por el resto de quioscos que cerraron durante sus mandatos», rebló la edil.

Desde En Comú Podem, Carla Aguilar recuerda que «en el último pleno se aprobó una moción con una mayoría política que defendía salvar el quiosco respetando el marco legal». Ahora, Aguilar –que está fuera del ejecutivo de la Plaça de la Font desde el pasado 16 de junio– no ve «del todo correcto» el proceso con el que se ha gestado el proyecto, por lo que «animamos al gobierno a entomar la situación actual como una oportunidad para tomarse más tiempo y encontrar el encaje entre el quiosco y el carril bici, y así dar respuesta a la demanda ciudadana», indica la edil progresista.

Finalmente, José Luis Martín (PP) considera que «Ricomà debería saber que para construir no es necesario destruir», y recuerda que «el Ayuntamiento se ha pronunciado claramente por mantener el quiosco». Por esto, hoy mismo los populares solicitarán la documentación sobre el nuevo proyecto, que aún no está aprobado, y que esta semana pondrá el punto final definitivo a una historia que empezó en 1967 y que acabará este 8 de octubre.

Temas

Comentarios

Lea También