Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La segunda sala de hemodinámica del Hospital Joan XXIII abrirá este mes

El nuevo equipamiento permitirá realizar al menos 600 intervenciones más al año

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen de archivo del actual servicio de hemodinamica del Hospital Joan XXIII. FOTO: pere ferré

Imagen de archivo del actual servicio de hemodinamica del Hospital Joan XXIII. FOTO: pere ferré

La segunda sala de hemodinámica del Hospital Joan XXIII entrará en funcionamiento este mes de diciembre. Así lo aseguran desde el centro hospitalario. Este nuevo equipamiento permitirá llevar a cabo hasta 600 intervenciones más al año. Además, garantizará la seguridad de los pacientes, ya que la única sala de hemodinámica que hay actualmente está sobresaturada. Durante el año pasado, los profesionales realizaron 1.823 cateterismos, más 999 angioplastias. Un número difícil de asumir para una sola instalación. 

Con la segunda sala de hemodinámica se podrán hacer entre 300 y 400 cateterismos más. Además, facilitará la vida a los pacientes de la zona de El Vendrell (Baix Penedès), ya que actualmente deben trasladarse hasta Barcelona para tratarse, debido a la saturación de la actividad.

El nuevo equipamiento también permitirá potenciar la electrofisiología cardíaca –palpitaciones o taquicardias, entre otros trastornos–, que hasta ahora se desarrolla en una sala provisional. Con el nuevo espacio se podrán realizar entre 150 y 200 intervenciones de este tipo al año.

La actual sala de hemodinámica tiene un uso intensivo. Abre de lunes a viernes, durante las 24 horas los siete días de la semana por la activación del Código Infarto.

Las obras empezaron a finales de agosto y han costado dos millones de euros, aproximadamente. El nuevo espacio se ubica en paralelo al actual, con el objetivo de optimizar zonas comunes, como la secretaría, el transfer, los despachos médicos, los vestuarios y la zona de descanso. Alguno de los detalles de la ampliación del servicio es que el área de retorno de los pacientes pasará de cuatro a seis espacios para ubicarlos con literas. 

Más jóvenes
Según informa el Hospital Joan XXIII, los pacientes que sufren más infartos tienen una edad media de entre 60 y 70 años. Pero actualmente han aumentado los casos de los pacientes más jóvenes. Dos terceras partes son hombres y las personas fumadoras y diabéticas presentan más riesgo. Alfredo Bardagí, jefe de cardiología del centro hospitalario, afirma que «la mortalidad actualmente está alrededor de un 6%, cuando hace más de treinta años se situaba sobre el 40%». Fuentes del Joan XXIII aseguran que aún no está definida la fecha exacta de inauguración, pero lo que está claro es que será antes de finalizar este mes de diciembre. 

Temas

Comentarios

Lea También