Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La tarraconense que dejó una tienda para bebés para manejar una grúa

Ana Belén Grima es la primera tarraconense en obtener el carnet de operadora de grúa móvil autopropulsada

Norián Muñoz

Whatsapp
Ana Belén en Grúas Leman, donde se formó para ser operadora. Ahora espera encontrar trabajo en este ámbito. FOTO: Alba Mariné

Ana Belén en Grúas Leman, donde se formó para ser operadora. Ahora espera encontrar trabajo en este ámbito. FOTO: Alba Mariné

Ana Belén Grima cuenta que cuando se subió a una grúa por primera vez pensó: «Esto es lo mío».  Fue durante su formación para obtener el carnet de Operadora de Grúa Móvil Autopropulsada... Recientemente se ha convertido en la primera tarraconense en conseguirlo. 

Grima, de 42 años y madre de dos hijas de 13 y 9 años, es interiorista y durante una década estuvo al frente de un negocio propio: una tienda de ropa de bebés. Pero cuando las cosas comenzaron a ir regular pensó en cambiar de vida y recordó la conversación que había tenido con un conocido que le comentó que en Tarragona no había ninguna operadora. Entonces le dijo: «Pues yo voy a ser la primera». Y lo cumplió.

Cuentan en Grúas Leman, donde se preparó, que las mujeres suelen ser reacias a formarse para manejar estos grandes equipos, pero la verdad es que hay un amplio mercado de trabajo, especialmente en la construcción, pero también en el Port y en la industria química y petroquímica.

El curso, antes de pasar el correspondiente examen, es de 225 horas prácticas y 75 teóricas que incluyen, por ejemplo, ciertos conocimientos de Física.

Actualmente Grima se está preparando para sacarse el carnet de camión, lo que le dará más posibilidades de trabajo puesto que así también podrá transportar la grúa de un sitio a otro. 

Ser referente

Con Grima contactamos a través de ‘Be a reference’, una asociación sin ánimo de lucro que se relanzó recientemente en la ciudad. La entidad está formada por mujeres de muy distintos perfiles pero con una vocación muy clara: dar visibilidad a las mujeres que son referentes en diferentes ámbitos.

La presidenta de la entidad, Eliana Fazio, explica que la intención es dar a conocer mujeres que, sin ocupar cargos políticos o empresariales, tienen un papel muy destacado y no siempre reconocido en la sociedad. Están en pleno proceso de construir una red, por lo que están abiertos a conocer a más personas.

Otro de los objetivos de mostrar referentes, explican desde la entidad, es conseguir figuras inspiradoras para otras mujeres y niñas. Grima cuenta, de hecho, que su primer juguete cuando nació fue un cochecito. «Las niñas y los niños deberían poder jugar con lo que quieran», señala. Es un forma, explica, de que se deje de pensar que hay trabajos que sólo pueden desempeñar los hombres. En su familia hace tiempo que rompen estereotipos porque su hermana, sin ir más lejos, es conductora de autobús. 

Cuenta que cuando trabajaba como interiorista «lo que más me gustaba era meterme en las obras». Ahora  está ilusionada con la idea de trabajar con las grúas, «Siento respeto, no es un juguete, pero me gusta mucho».
 

Temas

Comentarios

Lea También