"La violencia del tirador de Tarragona no empezó de repente"

Estas son las palabras que ha pronunciado hoy el conseller de la Generalitat, Joan Ignasi Elena al hacer balance de lo sucedido ayer en la ciudad

EFE

Whatsapp
Imagen del control que se estableció en Maspujols tras el tiroteo en Tarragona. Foto: EFE

Imagen del control que se estableció en Maspujols tras el tiroteo en Tarragona. Foto: EFE

Artículos relacionados:

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha dicho hoy que se está investigado si hubo denuncias previas contra el exempleado de una empresa de seguridad que ayer hirió a tiros a 4 personas en Tarragona y, además, ha estimado que un comportamiento tan violento "seguro que no le vino de repente, de un día para el otro".

El hombre irrumpió ayer por la mañana en una empresa de seguridad de Tarragona en la cual había trabajado y disparó a tres personas, una de las cuales se encuentra en estado crítico, y posteriormente a un agente de los Mossos d'Esquadra que le dio el alto en un control de carretera.

Finalmente, el agresor fue reducido a tiros después de atrincherarse, fuertemente armado en una masía de Riudoms, donde resultó gravemente herido al ser alcanzado por varios impactos de bala.

En declaraciones a RAC1, el conseller ha explicado que de momento no les consta ninguna denuncia previa contra esta persona, aunque el suceso "es muy reciente y se está analizando todo".

"Será necesario analizar si este señor tenía o no permiso de armas, si lo tenía actualizado, de donde consiguió las armas que tenía y de qué circuito las sacó, por eso hay una investigación abierta", ha indicado Elena.

El conseller ha señalado también que al parecer el pistolero actuó por rencor contra algunos de los sus excompañeros y que había protagonizado algún incidente de confrontación, mientras ha considerado que "su comportamiento violento es tan evidente que seguro que no le vino de repente, de un día para el otro".

El hecho de que era una persona muy violenta se confirmó posteriormente en una fuga en la cual disparó desde un coche a un agente de los mossos para esquivar un control y que no quiso desistir de su actitud cuando se atrincheró en la masía de Riudoms, donde solo pudo ser reducido a tiros. 

"Se mantuvo en una posición para afrontar un combate a tiros, estaba fuertemente armado con chaleco antibalas y preparado para esta situación", ha detallado el consejero.

Joan Ignasi Elena ha explicado también que el mosso que resultó herido por un impacto de bala, que le entró y salió por el brazo, se encuentra bien y evoluciona positivamente.

Temas

Comentarios

Lea También