Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La voz del nuevo dinosaurio de Spielberg en Les Gavarres

Oriol Tarragó acude a un pase especial en Ocine  para explicar cómo diseñó el sonido de 'Jurassic World'

Javier Díaz

Whatsapp
Oriol Tarragó (con el micrófono),  antes de la proyección de la película en la sala Atmos.  FOTO: Pere Ferré

Oriol Tarragó (con el micrófono), antes de la proyección de la película en la sala Atmos. FOTO: Pere Ferré

Oriol Tarragó era el disc-jockey de todas las fiestas que se montaban en su casa. «Siempre me ha gustado mucho la música», dice. Y el cine aún más. Estudió en la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (Escac). Formó parte de la segunda generación de titulados de ese centro barcelonés. Se especializó en diseño de sonido. Es un sound designer, un espécimen extraño dentro del cine español. De los pioneros en ese oficio y, sin duda, de los mejores. Ha ganado siete Gaudí, cuatro Goya y un ‘Oscar’ europeo. En su último trabajo, el reusense ha dado el salto a Hollywood: ha participado en la superproducción de Universal Pictures Jurassic World: el reino caído, dirigida por Juan Antonio Bayona y producida por el mismísimo Steven Spielberg.

Ocine de Les Gavarres le invitó el sábado a un pase especial de la película en la sala Atmos, donde explicó a los asistentes que para crear el sonido del nuevo dinosaurio de la saga, el indoraptor, «tuve que imaginarme cómo hablaba, cómo se comunicaba y cómo pensaba. Yo lo veía en la pantalla en silencio y trataba de escucharlo en mi cabeza». Los gruñidos de este enorme y aterrador animal están sacados de algún lugar de Reus. No especificó más. Los que quieran más detalles tendrán que ver el making off. 

La cinta se mueve entre la ciencia ficción, las aventuras y el suspense. Hay momentos de risas, de lágrimas y más de un sobresalto. Tarragó es uno de los culpables de los sustos. Se le fue la mano con el sonido en algunas escenas. «Y eso que me frenaron», bromea. Se nota que procede del cine de terror. En sus inicios trabajó en la saga REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza o en El Orfanato de Juan Antonio Bayona, con quien también colaboró en Lo imposible y Un monstruo viene a verme.
 

Tarragó y Bayona tienen feeling. «Somos amigos y tenemos una relación muy intensa». Coincidieron en la Escac y comparten el gusto por el cine ochentero de Spielberg, Robert Zemeckis o Ridley Scott, autor de la película favorita del reusense: Blade Runner. «La vi por primera vez en casa de mis primos, en Navidad, y me marcó. Me compré el CD de la banda sonora, compuesta por Vangelis», recuerda.
Jurassic World: el reino caído es un filme «bastante barroco e intenso en cuanto al sonido», un elemento clave para «hacer sentir cosas a los espectadores, para que se emocionen o tengan miedo», dice. Los altavoces repartidos por toda la sala Atmos se encargaron de expandir todos los detalles sonoros en 3D. «Es un sistema más inversivo». Los ruidos llegan por todas partes: por delante, detrás, al lado...

La película, que se estrenó el pasado jueves, dura dos horas y ocho minutos que se pasan volando. Las críticas que está recibiendo son excelentes. Coincido. Bayona y todo su equipo (incluido Tarragó, por supuesto) lo han clavado. El equipo, por cierto, debe ser muy numeroso porque los títulos de crédito finales duran 12 minutos. El que los aguante se llevará una sorpresa.

Temas

Comentarios

Lea También