Las alertas al móvil en caso de emergencia química se empezarán a enviar en junio

El alcalde Ricomà y la Generalitat reclaman que la ciudad albergue la prueba piloto del sistema de alertas por SMS

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del accidente químico en la planta de Iqoxe del 14 de enero de 2020. FOTO: Pere Ferré

Imagen del accidente químico en la planta de Iqoxe del 14 de enero de 2020. FOTO: Pere Ferré

El esperado nuevo sistema de alertas a los teléfonos móviles en caso de emergencia química estará operativo el próximo mes de junio. Así lo anunció ayer el Ministerio del Interior mediante una nota de prensa en la que se oficializó que el nuevo método «se encuentra ya en fase de desarrollo por la compañía SIA, del grupo Indra», a la vez que recalcó que se prevé que el futuro protocolo esté «plenamente operativo» dentro de siete meses. 

La iniciativa –Sistema RAN-PWS (Public Warning System)– «permitirá el envío generalizado e inmediato de alertas a los teléfonos móviles de las personas que se encuentren en zonas afectadas por emergencias o catástrofes inminentes o en curso, facilitando de esta manera una respuesta mucho más rápida ante situaciones de especial gravedad», indicó el Gobierno Central en un comunicado tras la reunión de la Comisión Permanente del Pleno del Consejo Nacional de Protección Civil. El subdelegado del Gobierno, Joan Sabaté (PSC), detalló que «con estas medidas se  facilitará una respuesta mucho más rápida y efectiva ante situaciones de especial gravedad, utilizando las nuevas tecnologías de localización y envío de mensajes». 

Aparte de las sirenas –que no sonaron el 14 de enero de 2020 en la explosión en la planta de Iqoxe del polígono sur–, la aplicación del sistema era una de las grandes demandas a raíz del accidente en el polígono sur que acabó con la vida de tres personas. Mediante el Cell Broadcast, el sistema conectará directamente con las cuatro grandes operadoras móviles (Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil) para que estas informen a sus usuarios que se encuentren en la zona afectada para que, de forma directa, se pueda acelerar la respuesta operativa durante eventos críticos o catástrofes. 

«La UE obliga»
La noticia, esperada, fue acogida con optimismo pero también con exigencias por parte de la Generalitat y del Ayuntamiento. «Este sistema es muy esperado, ya que representará un salto cualitativo muy importante para el despliegue del Plaseqta», indica la delegada del Govern, Teresa Pallarès (Junts). Cabe recordar que en 2022 la Generalitat tiene previsto invertir 950.000 euros para la implantación de nuevas sirenas y los esperados sensores químicos. «Debe tenerse en cuenta que la Unión Europea obliga a implantar el sistema, y que hemos pedido reiteradamente poder ser la prueba piloto», recalca la máxima representante del Govern. 

Esta propuesta de la administración autonómica es apoyada por el alcalde, Pau Ricomà (ERC), quien considera que «para la ciudad y el territorio es indispensable disponer de este sistema para mejorar la información en caso de emergencia, tal y como exigimos desde el accidente en Iqoxe». En este sentido, el líder republicano recuerda que «junio de 2022 es la fecha límite que tiene el Estado para trasponer la normativa europea».  

Desde el sector empresarial, el gerente de la AEQT –Juan Pedro Díaz– recuerda que «en 2018 ya comenzamos a trabajar con la Generalitat para estudiar posibles mejoras en los planes de emergencias, y una de les que se trató ya entonces fue la incorporación de sistemas de alerta masiva vía SMS». La patronal química considera que la nueva metodología «será una herramienta de gran utilidad para cualquier tipo de emergencias, y muy esperada por el territorio, tal como hemos constatado en el marco del diálogo constante que desde la AEQT mantenemos con los diferentes agentes, instituciones y entidades del entorno». 

Temas

Comentarios

Lea También