Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las detenciones por tráfico de drogas suben un 19% en un año

Según el nuevo comisario de los Mossos en el Camp de Tarragona, David Boneta, el cultivo de marihuana tiende a la alza por la facilidad del cultivo y de su distribución

ACN

Whatsapp
David Boneta, comisario de los Mossos en Tarragona, quiere garantizar la seguridad de los vecinos  Foto: ACN

David Boneta, comisario de los Mossos en Tarragona, quiere garantizar la seguridad de los vecinos Foto: ACN

Las detenciones por tráfico de drogas en el Camp de Tarragona han aumentado un 19% en el último año, en el periodo de junio a junio. Así pues, en el último año se han detenido 351 personas, ante los 295 arrestados de junio del 2016. El nuevo comisario de los Mossos en el Camp de Tarragona, David Boneta, explicó en una entrevista con la Agència Catalana de Noticies (ACN) que el cultivo y tráfico de marihuana tiende a la alza. «Se ha incrementado por la facilidad del cultivo: se puede hacer en un lugar cerrado y se obtiene un rendimiento económico importante», afirma Boneta. Además, «es fácil de cultivar y de distribuir», apunta Boneta, que dice que «socialmente no está tan mal vista como las drogas duras, por la creencia equivocada de que consumir marihuana no hace nada y no es nocivo». Por otro lado, «la pena que puede imponerse es inferior, y todo ello hace que la marihuana tenga un peso importante», sostiene.

Los hechos delictivos en la región han disminuido un 10% respecto el 2016

Según Boneta, los grupos organizados se caracterizan por una gran movilidad por todo el territorio catalán y requieren un «seguimiento muy intenso». El pasado miércoles, los Mossos detuvieron a seis personas por cultivar más de 4.500 plantas de marihuana en un campo de avellanos en la partida de la Serra de Valls (Alt Camp). A principios de mes, se arrestaron seis personas más por los mismos motivos en Vilaverd (Conca de Barberà) -una de ellas fue encarcelada- y el septiembre pasado, en Alcover (Alt Camp), se decomisaron casi 5.000 plantas.

El alto rendimiento

Una lámpara tiene potencia suficiente para alcanzar unas veinte plantas. Cada planta da un provecho de unos 400 gramos de florescencia a un precio, por gramo, de 5 euros aproximadamente. Esto significa que, una planta puede rendir unos 2.000 euros el año. «Pero no es tanto la cantidad de la droga que encontramos, sino el hecho de comercializar una sustancia estupefaciente», diferencia el comisario Boneta, el cual destaca la colaboración ciudadana para detectar traficantes.

«Es un tema que ha aflorado por su rendimiento económico, pero, al mismo tiempo, como cada vez ha salido más a la luz pública a través de los medios, cada vez recibimos más información, puesto que la gente está más alerta de cualquier actividad sospechosa o anormal en cortijos o granjas abandonadas, o avisos de compañías que detectan fraudes en consumo de electricidad o de agua», explicó el comisario. «Cualquier tipo de información que nos llega a la región, se investiga y se actúa», asegura.

Boneta destaca la colaboración ciudadana para detectar a los traficantes

De esta manera, el reto del nuevo comisario es garantizar «la máxima seguridad de los vecinos», a través de la dirección de las diferentes áreas básicas policiales y servicios «para que seamos más eficaces y eficientes con la tarea que hacemos en el día a día, pero que estamos alineados con la realidad que hay en la calle y dar respuesta a las demandas que tienen los ciudadanos».
Boneta, natural de Tremp, conoce bien el territorio -fue responsable de la comisaría del Baix Camp y el Priorat-, y las particularidades del Camp, con el turismo, las químicas y los ejes viarios como palos de pajar. La nueva cabeza policial destaca que los hechos delictivos en la región siguen a la baja -un 10% menos respecto el julio del 2016-, con un descenso significativo de los robos con violencia e intimidación, sobre todo en establecimientos y espacios públicos.

Uno de los principales lugares de interés para los Mossos es la autopista AP-7 y sus áreas de servicio, ya que es un punto donde diferentes bandas organizadas aprovechan para robar objetos de valor. Además, en caso de ser pillados, a los delincuentes les favorece que los afectados vivan fuera del país porque raramente vuelven por un juicio de un hurto. Cuando menos, en el último operativo llevado a cabo en la autopista, por primera vez el capo de una banda ingresó en prisión, en una resolución sin precedentes.

Temas

Comentarios

Lea También