Más de Tarragona

Las farmacias de Tarragona se quedan sin vacunas contra la meningitis B

El desabastecimiento se debe a un problema de fabricación del laboratorio. Hasta el segundo trimestre no volverán a llegar dosis. Algunos padres llevan en listas de espera seis meses. Hay farmacias con más de 30 personas en espera

Raúl Cosano

Whatsapp
Un dependiente dispensa Bexsero, en la farmacia Fernández Cabré, en Tarragona. Sólo les quedan las dosis que ya fueron encargadas.  Foto: Pere Ferré

Un dependiente dispensa Bexsero, en la farmacia Fernández Cabré, en Tarragona. Sólo les quedan las dosis que ya fueron encargadas. Foto: Pere Ferré

Si usted es padre y debe vacunar a su hijo contra la meningitis B, ármese de paciencia. Va para largo. La espera puede ser de varios meses, hasta incluso de medio año. Las farmacias de Tarragona están desabastecidas de la vacuna contra el meningococo B.

Las dosis se reciben con cuentagotas. En algunas farmacias tarraconenses la lista de espera se cuenta por varias decenas. No se vislumbra una solución a corto plazo. «Hemos estado esperando varios meses a que nos llegara. Por fin la tenemos y se la hemos podido poner a nuestro hijo. Conocemos a una chica que lleva seis meses», explica José Antonio, uno de los padres afectados.

Isabel Garrido, farmacéutica en Vilalba dels Arcs, sufre el problema: «Tengo una lista de gente que ha pedido entre 24 y 28 unidades. Ya no me queda nada. Y me suele llegar una por mes. Es una vacuna que se administra en dos dosis, con una separación de unos dos meses. Hasta que no me llegan las dos, no aviso, para no dejar tirada a la familia».

Una nueva incidencia de fabricación ha dejado a las farmacias sin provisiones de este fármaco comercializado bajo el nombre de Bexsero. Si hasta ahora la vacuna ya llegaba a las boticas con muchas dificultades, la distribución prácticamente se detendrá en los próximos meses.

En las farmacias de la provincia este parón en la producción ya se percibe y genera molestias y malestar entre los padres. La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), encargada de comercializar la vacuna, confía en tener más dosis disponibles para España en el segundo trimestre de 2017 tras estos retrasos. «Vienen en muy poca cantidad. La última dosis me llegó el 28 de enero. Se trata de una vacuna compleja de elaborar. La fabricación es un proceso de nueve meses», admite la farmacéutica de Tarragona Maria Esther Fernández.

Problemas con dos lotes

El laboratorio ha comunicado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) que durante los primeros meses de este año se va a suministrar a las farmacias el medicamento «en cantidades inferiores» por problemas de fabricación con dos lotes que iban a distribuirse en España.

El presidente del Col·legi Oficial de Farmacèutics de Tarragona, Joaquim Nolla, confirma la circunstancia: «El laboratorio no ha dado una fecha exacta, pero para volver al suministro de antes habrá que esperar entre tres y seis meses. Ha habido problemas con la fabricación de dos lotes y eso afectaría a España».

Los problemas con el Bexsero, comercializado en España desde finales de 2015, no son nuevos. «Siempre ha sido una vacuna restringida que nunca ha tenido un suministro normal. Siempre ha habido lista de espera y eso no es habitual que pase con un producto así», desgrana Nolla. Las dificultades de suministro se han agravado ahora pero también fueron notables al inicio de su distribución. La demanda desbordó las previsiones iniciales del laboratorio fabricante. «Seguramente en un tiempo se regularice y sólo la acaben pidiendo los padres de aquellos niños que nacen. Una vez se pudo adquirir, la demanda fue mucho más elevada porque es una vacuna que va dirigida a toda la población», explica Nolla.

Esa liberalización de venta en farmacia produjo una elevada demanda de los padres que provocó problemas de existencias. Durante 2016 la compañía aludió a que necesitaba meses para fabricar más unidades. Hasta verano no comenzaron a llegar de forma más fluida vacunas a las farmacias de Tarragona, aunque siempre de manera insuficiente.

La escasez atañe a toda la provincia. En farmacias grandes de Tarragona y Reus la lista de espera supera incluso las 30 personas. Más reducida es la relación de solicitantes en los pueblos pequeños, que también padecen la situación. «En mi farmacia de Vinebre tengo una lista de espera de cuatro personas pero sólo me entra una vacuna al mes, y eso hasta ahora», cuenta Francesc Mateo, que también es vicepresidente de la Sociedad Española de Farmacia Rural. Los farmacéuticos se quejan de tener que dar explicaciones cuando no es responsabilidad propia. «Somos lo que estamos frente al usuario. Sería culpa nuestra si no pidiéramos la vacuna, pero si lo hacemos. A veces al usuario le cuesta comprender esto», explica Mateo.

Desde el Col·legi de Farmacèutics de Tarragona se llama a la calma. «Hay que decir a los padres que será una cosa puntual y que el suministro en los hospitales está garantizado», cuenta Joaquim Nolla. A los padres les toca esperar. Algunos deciden acudir a las farmacias de pueblo, con menos demanda por el envejecimiento de la población pero también con un acceso más restringido a las dosis, al ser negocios pequeños.

El abastecimiento desde GSK prioriza mercados como el británico o el italiano, donde las autoridades sanitarias han incluido la vacuna contra el meningococo B en el calendario obligatorio de vacunación, algo que no ha sucedido en España.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También