Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Lograr retos con robots en Tarragona

URBots, Asociación estudiantil de robótica

Amalia Alonso

Whatsapp
Miembros del grupo junto a sus proyectos. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Miembros del grupo junto a sus proyectos. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Más de 500 estudiantes de entre 6 y 16 años se reunirán en el Palau de Congressos de la ciudad este sábado para resolver pruebas relacionadas con la ciencia y la tecnología. Además, el objetivo de la FIRST LEGO League es promover valores de trabajo en equipo y de emprendimiento entre los más jóvenes. La sexta edición del certamen es posible un año más gracias a la organización de la Escuela Superior Técnica de Ingeniería de la Universitat Rovira i Virgili y a la colaboración de distintas entidades, como por ejemplo, la asociación estudiantil URBots. «La innovación y el afán de lograr retos es la clave para inventar, descubrir y aprender», opina Gerard Miró, presidente de la asociación de robótica de la universidad.

«Yo buscaba algo que me motivara a estudiar en la URV y lo encontré con la robótica», recuerda Miró. La asociación promueve la creatividad y la superación de desafíos a partir del diseño y creación de robots o funcionalidades de los mismos. El colectivo está compuesto, actualmente, por 53 estudiantes de diferentes grados como como Ingeniería Electrónica, Eléctrica y Automática, Ingeniería Informática e Ingeniería Telemática, máster e incluso doctorados. «El hecho de trabajar con personas de otras carreras es muy productivo, ya que te da la oportunidad de ver otros enfoques o puntos de vista a la hora de afrontar los mismos problemas», admite Miró. Entre estos miembros, se escogen tres para constituir la junta directiva de la entidad a partir de un presidente, un tesorero y un vocal.

A principio de curso, se llevan a cabo varias reuniones con el fin de seleccionar los proyectos que se van a realizar, se nombran los jefes de cada uno y se reparten los miembros entre cada grupo. A partir de ahí cada grupo se va reuniendo de forma periódica para marcarse plazos, discutir algunos puntos y para exponer los avances conseguidos hasta la fecha. «Tenemos muy claro que primero son los estudios y que la asociación es un sitio para venir a despejarse y a divertiste», asegura el presidente. Hoy por hoy, URBots está trabajando en una gran variedad de campos. Un coche autónomo que mediante un mapeo del entorno es capaz de no chocar contra la pared y evitar obstáculos, un robot de exploración que podrá ser teleoperado a distancia o una mano robótica para el estudio de las prótesis son algunas de las iniciativas en marcha.


Talleres y actividades
Aparte de la posibilidad de desarrollar proyectos, la asociación asesora y apoya trabajos de final de grado y asignaturas relacionadas con la robótica. Además, organiza talleres interactivos y lecciones prácticas para promocionar y acercar las ingenierías a los institutos. «La mayoría de estudiantes con los que interactuamos creen que las ingenierías son muy difíciles porque lo ven todo como matemáticas frente a un papel», explica. «Nosotros les hacemos ver que son más que eso, son diversión y hay mucho compañerismo», añade. Una de sus próximas charlas será en el marco de las próximas ediciones del Girls Day, el 14 de febrero y el 1 de marzo. «Se trata de una jornada en la que se invita a alumnas de ESO a conocer las ingenierías y donde nosotros participamos realizando un taller a cargo de las siete mujeres que hay en nuestra asociación», comenta Miró.

Por un lado, formar parte de la entidad permite a los estudiantes, según Miró, «añadir a su currículum un punto diferenciador respecto a sus compañeros». Por otro, representa la interacción de la URV y sus alumnos con la sociedad y la provincia. «Ahora veo niños de ocho años programando robots y me muero de envidia», reconoce el presidente.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También