Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Juegos abren La Ventana

El magazine radiofónico de la SER presentado por Carles Francino se emitió ayer desde el Teatre Tarragona con el evento deportivo como protagonista

Eloi Tost

Whatsapp

«Buenas tardes. Bona tarda. Hoy les hablo desde mi tierra. Desde Tarragona». Así empezó ayer Carles Francino su programa La Ventana. El magazine radiofónico de la Cadena SER se emitió desde el Teatre Tarragona, con motivo del inicio de los Juegos Mediterráneos.

El acontecimiento centró una parte importante del programa, especialmente en la primera hora, con la presencia del alcalde Josep Fèlix Ballesteros y de uno de los ideólogos de la cita, Pere Valls. Una ventana para la promoción y puesta en valor de unos juegos que ya están en marcha. 

La cita reunió a decenas de espectadores que quisieron presenciar el espacio radiofónico en directo y ocuparon buena parte de la platea baja del teatro. Minutos antes de empezar Francino se dirigió a ellos para agradecerles la presencia y contarles de qué serían testigos. 

En la entrevista, Ballesteros y Valls contaron entresijos de los años previos. El alcalde explicó por primera vez cómo fue la conversación con Puigdemont camino de Orán (Argelia) para aplazar los Juegos; y Valls cómo expuso a sus compañeros de partido la idea de intentar traer la competición a la ciudad, en el ya remoto 1999. 

La actualidad política vinculada con la cita se comió buena parte de la primera hora, con entrevista telefónica incluida al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el procedente despido con Ballesteros: «Hasta dentro de un rato», terminaron con evidente sintonía, emplazándose para la ceremonia de inauguración.

También hubo tiempo para relacionar la sentencia de La Manada con la campaña Respecta’m del consistorio, para luchar precisamente contra la violencia machista, así como para mostrar la doble cara de un mar Mediterráneo que tanto se usa para unir mediante el deporte como de frontera con los refugiados e inmigrantes que mueren en sus aguas.

Temas

Comentarios

Lea También