Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Juzgados dictan cada día dos condenas por conducir sin carné en Tarragona

El perfil del condenado responde a un hombre de entre 30 y 50 años al que interceptan en vías tanto principales como secundarias. 'Lo he perdido o lo tengo en casa' son las excusas habituales

Àngel Juanpere

Whatsapp
Atropello mortal ocurrido el pasado 24 de julio en Vila-seca por un conductor sin carnet. Foto: DT

Atropello mortal ocurrido el pasado 24 de julio en Vila-seca por un conductor sin carnet. Foto: DT

El accidente mortal ocurrido el pasado 24 de julio en Vila-seca cuando un conductor sin carné atropelló mortalmente a una adolescente de 16 años ha vuelto a poner encima de la mesa el debate de las personas que van al volante sin haber obtenido nunca dicho documento. En los últimos años se ha producido un importante incremento de estos casos, a tenor de la Memoria Fiscal. Sólo durante el 2015 se dictaron en la demarcación 738 sentencias –frente a las 695 de 2014–, dos al día, prácticamente todas condenatorias. Algunos simplemente circulan sin haber obtenido nunca el documento. Otros intentan disimular la situación con un permiso falsificado, por lo que están cometiendo un doble delito. Por la vía judicial sólo se persiguen aquellos casos en que el conductor tiene el carné retirado o bien nunca lo ha conseguido. Si tiene uno de su país y no ha procedido a canjearlo por el español comete una infracción administrativa.

Los Mossos d’Esquadra del Camp de Tarragona abrieron diligencias, el año pasado, a un total de 334 conductores que circulaban sin tener el carné. La cifra, sin embargo, es sensiblemente inferior a la registrada el año anterior, cuando se detectaron 307. Cabe recordar que no se incluyen las intervenciones en las Terres de l’Ebre ni de las Policías Locales.

La procedencia

El inspector responsable del Àrea Regional de Trànsit del Camp de Tarragona de los Mossos d’Esquadra, Antoni Vilafranca, asegura que los infractores son tanto nacionales como extranjeros, con un predominio de los primeros. Normalmente se trata de varones de entre 30 y 50 años. Se detectan tanto en las carreteras principales como en las secundarias. «No se suelen poner agresivos, pero sí nerviosos», recalca el responsable policial.

Los infractores nacionales, cuando son interceptados en la carretera, la excusa que suelen dar es que lo han perdido o lo tienen en casa». Y si es extranjero, que se lo han dejado en su país.

Tener dinero y conducir un vehículo de gama alta no implica necesariamente que el conductor tenga el correspondiente carné. Un ciudadano rumano que iba al volante de Ferrari acabó detenido por los Mossos d’Esquadra el pasado 18 de julio, tras comprobar que había estado circulando a pesar de carecer del carnet de conducir.

La intervención policial se remonta a las cuatro y cuarto de la tarde. Una patrulla de Trànsit de los Mossos d’Esquadra se encontraba circulando por la autovía A-7, en Cambrils, cuando vio un turismo Ferrari F430 –conocido como ‘bola de fuego’– con placas de Rumanía. Para no pasarse la salida de Vilafortuny traspasó una línea continua para acceder al carril lateral de dicha autovía. Esta circunstancia fue detectada por la patrulla de Trànsit de los Mossos d’Esquadra, que dio indicaciones al conductor para que parase en la rotonda superior de la autovía.

Los agentes solicitaron al conductor que presentase la documentación tanto del vehículo como la suya personal. Sólo entregó a los Mossos el recibo del seguro, así como la fotocopia de la documentación del vehículo. Sobre el permiso de conducir al parecer entregó el certificado de conducir embarcaciones. Cuando se le indicó que aquel documento no era el indicado para llevar turismos, manifestó que el carné se lo había dejado en el puerto de Cambrils, donde tiene amarrado un yate. Los agentes acompañaron al conductor hasta dicho punto y esperaron en el exterior a que el hombre presentara su carné de conducir.

Pero la espera no tuvo sus frutos. Al cabo de un tiempo, el hombre regresó hasta donde aguardaban los agentes. Les dijo que el carnet lo tenía un amigo. Ante esta circunstancia, los Mossos entregaron la llave del vehículo a la persona que acompañaba al conductor y éste fue trasladado hasta la comisaría de la policía autonómica en Campclar para verificar si realmente tiene carné o no. En las dependencias policiales, los agentes lo detuvieron al no poder acreditar que dispone del carnet.

La detención

Los Mossos, cuando detectan a un conductor sin carné, en el caso de ser nacional, no le detienen –si no ha cometido más delitos– pero sí se le abren diligencias penales para que acuda al Juzgado de Guardia cuando sea citado. Pero si es extranjero, se hacen gestiones con su país de origen para determinar si alguna vez lo ha obtenido. Si no se pueden efectuar dichas comprobaciones, acaba detenido. «Cuanto más lejano esté el país, más difícil resulta realizar las comprobaciones», recalca Vilafranca.

 

Temas

  • TARRAGONA

Lea También