Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Mossos ven correcta la actuación en Parc Central

Aseguran que era una operación ordinaria pero a la vez que actuaron preventivamente cuando recibieron noticias de que se concentrarían grupos de jóvenes marroquíes para 'bailar'
Whatsapp
Amplio despliegue policial el pasado sábado en la zona de Parc Central y en la estación de tren.  Foto: DT

Amplio despliegue policial el pasado sábado en la zona de Parc Central y en la estación de tren. Foto: DT

La polémica sobre el despliegue policial del pasado sábado en los alrededores de Parc Central y en la estación de Renfe de Tarragona llegó ayer a la Junta Local de Seguretat. El concejal de Seguretat Ciutadana, Carles Castillo, admitió que se revisarán los procedimientos a la hora de neutralizar rumores y noticias infundadas, después de que el sábado se extendiera la noticia de una falsa amenaza yihadista a raíz del dispositivo, durante el que se identificó a varios jóvenes. El intendente jefe de la comisaría de los Mossos en el Tarragonès, Jaume Moron, apuntó que las identificaciones que se llevaron a cabo se enmarcan en operaciones ordinarias.

Según apuntó el responsable policial, había trascendido que, a través de Facebook, «jóvenes presuntamente magrebíes tenían previsto reunirse para bailar en un determinado lugar», por lo cual se decidió actuar preventivamente. «Hay que destacar que no se produjo ningún delito de lesiones, ningún robo ni ninguna pelea», subrayó.

Además, Castillo lamentó la denuncia que ha hecho a los medios de comunicación la familia de un menor de edad nacido en la República Dominicana que el sábado fue retenido e identificado en la estación de Renfe. «Lamento la situación y ya me he puesto en contacto con la madre de este chico para ofrecerle nuestra colaboración para que no vuelvan a pasar estas cosas», señaló. La madre acudió ayer a la comisaría de los Mossos de Cambrils para hacerles llegar su malestar.

Carles Castillo lanzó un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía sobre la amenaza de ataques yihadistas. «Los servicios de información están encima, hay investigaciones en marcha, pero no se ha detectado nada concreto en la ciudad de Tarragona, por lo cual pensamos que está controlado y que la gente tiene que estar muy tranquila», subrayó Castillo.

Seguridad

Por otra parte, los Mossos y la Guàrdia Urbana mantienen activo, desde hace tres meses, un dispositivo intensivo destinado a prevenir los robos en el interior de viviendas de la ciudad, que el año pasado aumentaron un 6%. Los controles tienen lugar en estaciones de tren y autobuses, puesto que los autores de estos robos suelen llegar a Tarragona provenientes de otras localidades catalanas e, incluso, de fuera de Catalunya. El repunte de estos hechos delictivos contrasta con la reducción de un 12% de los delitos contra el patrimonio y de hasta un 40% en el caso de los robos en el interior de vehículos. En conjunto, el número de delitos y faltas en la ciudad se redujo un 8% el año pasado.

El Dispositiu Habitatge se inició a finales del año pasado a raíz de la detección de un incremento de robos en el interior de domicilios y se mantendrá prácticamente durante todo el 2015, a pesar de que este mes de enero los casos van a la baja.

Castillo apuntó también que los robos con fuerza se redujeron en un 25%. Los robos en el interior de vehículos cayeron un 42% y, en el interior de establecimientos, disminuyeron un 16%. Todo ello, se tradujo en un 13,2% menos de detenciones.

Además, el número de accidentes de tráfico se redujo un 12% y no se registró ninguna víctima mortal en la red urbana. Por su parte, la Guàrdia Urbana participó en un total de 561 operativos con otros cuerpos policiales.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También