Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los afectados de la cooperativa de La Canonja constituyen una plataforma

Quieren una auditoría para conocer las cuentas de la sección de crédito al detalle

Núria Riu

Whatsapp
La sección de crédito de la Cooperativa de La Canonja. Foto: Lluís Milián

La sección de crédito de la Cooperativa de La Canonja. Foto: Lluís Milián

Tras más de diez días sin obtener una solución, los afectados por la falta de liquidez de la sección de crédito de la Cooperativa de La Canonja han decidido constituir una plataforma. Los trámites los iniciaron el lunes y, de momento, ya son una decena de personas. Prevén que la cifra se incremente exponencialmente cuando se conozcan más detalles sobre la situación real de esta entidad financiera.

La plataforma espera que esta información se dé a conocer a lo largo de la reunión prevista para hoy a las 19 horas en las escuelas municipales. Convocada por la sección de crédito, será la primera ocasión en la que este organismo dará explicaciones sobre las dimensiones del bloqueo que sigue en vigor.

Pep Torrents, portavoz de la plataforma de afectados, explica que «de entrada lo que queremos es recoger la información y a partir de esto tomar las decisiones necesarias para impulsar un plan de viabilidad que nos permita recuperar el 100% de nuestro dinero». Por ello defienden que será necesario impulsar una auditoría que ponga negro sobre blanco en las cuentas de este organismo. «Entendemos que si se ha producido un agujero es debido a una mala gestión, por lo que queremos saber qué ha pasado», argumentaba.

La plataforma de afectados ya ha iniciado también las primeras reuniones con abogados, la Federació de Cooperatives Agràries y el Ayuntamiento. De hecho, se prevé que el alcalde, Roc Muñoz, también esté en el encuentro de esta noche, ya que una parte de la solución puede pasar por la venta de patrimonio a la administración local. «Es una intención que agradecemos, pero el dinero público debe fiscalizarse. El Ayuntamiento no puede poner el dinero así como así», decía Torrents.

Los clientes aseguran que la falta de liquidez que se reconoció en un primer momento no se ha resuelto y prueba de ello es que el bloqueo aún sigue. Además no entienden que, según dicen, los responsables de la entidad actúan «con disparidad de criterios. A algunos les dan dinero; a otros, no, depende», decía Torrents. Por ello exigen una regulación que permita a los afectados conocer la cifra que podrán sacar y la periodicidad. La plataforma de afectados asegura que desconocen las cantidades que las personas que se les están sumando tienen bloqueadas. «Nos da igual si son 200 euros o 50.000, todos son clientes y queremos lo mismo: que se encuentre una solución», concluye Torrents.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También