Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los ciudadanos aprueban la pasarela que cambiará el Balcó del Mediterrani

La mayoría coincide en que será de un gran uso, pero a la vez piensa que paisajísticamente sobresaltará. También cree que reactivará la actividad del Port Esportiu

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Imagen de lo que será la futura pasarela que unirá el centro de la ciudad con el paseo marítimo.  Foto: dt

Imagen de lo que será la futura pasarela que unirá el centro de la ciudad con el paseo marítimo. Foto: dt

Para el Port Esportiu, la llegada de la pasarela es esencial si se quiere reactivar la zona. Sin embargo, entre los vecinos de la zona y los usuarios del Passeig existen aspectos positivos y aspectos negativos en la construcción. Si bien es cierto que la mayoría coincide en que será de un gran uso a nivel de comunicación con el centro, las críticas se centran en el impacto paisajístico que tendrá la pasarela.

Otra de las cosas que destaca entre los vecinos es que bastantes personas todavía no conocían el proyecto, aunque una vez conocido piensan que irá bien y que reactivará la zona del Port Esportiu.

Dos de las personas que lo desconocían viven en la misma Baixada del Toro. Se trata de Maria Teresa Carbonell y Jordi Farré, y ambos aseguraban que «aunque no sabíamos de la iniciativa, nos parece estupendo. Los vecinos de esta zona lo utilizaremos mucho, porque podremos bajar andando al paseo sin tener que coger coche». Gisela Borràs, tarraconense que vive cerca de la futura pasarela, tampoco tenía claro en qué consistía el proyecto. «Será de utilidad, pero creo que tampoco con exageración», expresaba, y añadía que «el impacto paisajístico será grande, pero ya tenemos las vías del tren, así que...».

Para Fidel y Carmina, dos habituales en los paseos por el Miracle, la pasarela «será como el vial que hicieron hace años. Al principio todo el mundo lo criticaba, pero luego se dieron cuenta de que era muy útil y no quedaba tan feo». Ambos también estaban de acuerdo en que la zona del Port Esportiu se reactivará, aunque «gran parte dependerá de quién coja los negocios. Depende de cómo enfoquen el ámbito comercial irá bien o mal», aseguraban.

Otro de los aspectos que critican los vecinos es que la pasarela llega demasiado tarde. La zona del Port Esportiu lleva alrededor de cinco años sin tener una actividad constante.

«Se tendría que haber hecho hace mucho tiempo», expresaba Josep Maria Castellví. Él pasea muchas mañanas por el Port Esportiu, y aseguraba que «es una zona que necesita algo más que la construcción de la pasarela. No es suficiente». Una opinión que comparte con Andrea, joven tarraconense que suele practicar running por la zona y que expresaba que «esta zona hace tiempo que está muerta». Por otra parte, Castellví no cree que tenga un impacto paisajístico negativo, puesto que «las vías del tren ya impactan bastante», decía.

Según expresó el alcalde Josep Fèlix Ballesteros durante la presentación del proyecto, la pasarela será de color piedra para reducir al máximo posible el impacto paisajístico. Además, según expresó el director de Planificació Portuària, Joan Borràs, que lidera el proyecto, «se ha intentado en todo el proceso que la pasarela pase lo más desapercibida posible».

La pasarela se elevará ocho metros por encima del paseo marítimo y de las vías del tren. Se podrá acceder a la estructura mediante una rampa o dos ascensores por la vertiente marítima. La longitud total del recorrido será de 300 metros en su brazo más largo, el que conectará con la Baixada del Toro. El segundo acceso será desde el Passeig d’Espanya.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También