Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los cruceros dejarán 3,5 millones de euros en Tarragona

El Patronat Municipal de Turisme y el Port programarán visitas guiadas, exhibiciones castelleras o una ruta gastronómica para los pasajeros

Javier Díaz

Whatsapp
Turistas nada más desembarcar de un crucero

Turistas nada más desembarcar de un crucero

Bienvenido Mr. Crucerista. Tarragona ya está lista para iniciar su temporada más ambiciosa de cruceros. La primera en la que será un destino potente de verdad y en la que será puerto base de la naviera italiana Costa Cruceros (empezará a operar este viernes). La ciudad recibirá este año 40 buques con un total 40.000 pasajeros a bordo. Dejarán en el territorio 3,5 millones de euros. Estas cifras triplican las del año pasado, cuando llegaron 14.000 turistas en 22 barcos - su impacto económico fue de 900.000 euros-. Para darles la bienvenida, el Patronat Municipal de Turisme y el Port han diseñado un programa con propuestas culturales y de ocio. "No sólo es importante traer barcos, también hay que ofrecerles una buena oferta turística. El 80 % de los cruceristas visitará Tarragona y no podemos dejarles abandonados", explica Josep Andreu, presidente de la Autoritat Portuària.

Los turistas tendrán a su disposición una guía de la ciudad, un plano monumental, otro de los comercios, una agenda con las propuestas lúdicas que coincidan con su llegada, salida o escala y dos APP gratuitas, una de realidad virtual de Tarraco y otra con cuatro rutas temáticas. Nada más desembarcar, informadores del Patronat les atenderán a pie de crucero o incluso en su interior. El plan incluye visitas guiadas al patrimonio realizadas por empresas de guías, una ruta gastronómica, denominada 'Tarragona. Secret Mediterrani', para que prueben los productos típicos de aquí (desde un almuerzo y un aperitivo hasta un arroz en el Serrallo), exhibiciones castelleras cada miércoles en la plaza de las Cols o en el Pla de la Seu y recreaciones de Història Viva cada sábado en el Anfiteatro. Como el resto de ciudadanos y visitantes, a partir de julio podrán visitar la primera obra de Antoni Gaudí en Tarragona, el Santuari de Nostra Senyora del Sagrat Cor.

Los cruceristas pasarán entre seis y ocho horas en tierra firme. "El objetivo es que sean las más posibles. Buscamos la excelencia en la acogida y en su experiencia en nuestra ciudad. Es un segmento turístico en el que todavía estamos aprendiendo y que requiere mucha flexibilidad, adaptación y eficiencia", explica la concejal de Turisme, Inma Rodríguez. 

Tarragona, señala Rodríguez, ha tomado como modelo Cartagena, una ciudad que los años ochenta estaba sumida en una profunda crisis y que se apoyó en los cruceros para transformarse. "La consolidación de Tarragona como destino regular de cruceros es una oportunidad única para la economía local y para el posicionamiento turístico, nacional e internacional. Trabajamos para estar a la altura de este reto", apunta la edil. 

La mayoría de buques llegará entre semana. Estarán entre las nueve de la mañana y las dos de la madrugada. Sólo tres atracarán en domingo. Eso minimiza el debate sobre la apertura de los comercios en ese día festivo, avanza Andreu: "El horario no será un problema este año, pero es un tema que tenemos que tratar porque quizá en el futuro sí vengan más cruceros en domingo".

Temas

Comentarios

Lea También