Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los hospitales y Hard Rock son los deberes para el nuevo Govern en Tarragona

El futuro de centros como Joan XXIII, Sant Joan o el del Vendrell deberá ser una de las prioridades del inminente ejecutivo, junto al trazado ferroviario, Bellissens o el complejo de ocio y juego del CRT

Raúl Cosano

Whatsapp
Foto: Alfredo González

Foto: Alfredo González

Primero fue el anunciado y temido 155. Luego el ‘standby’ hasta las elecciones del 21-D y después la larga espera por la falta de un Govern que, ahora sí, es inminente. Estas son las asignaturas pendientes –algunas históricas y cronificadas– del nuevo ejecutivo en la provincia. La mayoría de ellas también son urgentes.  

1. El nuevo Joan XXIII

En marzo se abrió el concurso de ideas para el proyecto del nuevo Joan XXIII. Ha sido uno de los frentes donde sí ha habido avances, a pesar del 155 y la parálisis. La licitación llegó con unos meses de retraso debido a la compleja situación política. El siguiente paso es la adjudicación de la mejor propuesta y elaborar el proyecto ejecutivo. Está previsto que durante 2019 empiecen las obras de construcción del renovado centro hospitalario. El anterior Govern tenía claro que la transformación del Joan XXIII era uno de sus objetivos, camino que deberá refrendar el próximo ejecutivo. 

2. El hospital del Vendrell

El hospital del Vendrell se ha quedado pequeño. Las 101 camas para enfermos agudos y las 16 sociosanitarias son insuficientes para una población de 100.000 personas empadronadas en el Baix Penedès. Los trabajadores del centro han denunciado reiteradamente saturación. Es precisa, pues, una ampliación que debería costearse entre la Xarxa Sanitària Santa Tecla –quien gestiona el centro– y la propia Generalitat debido a las necesidades. Será, por lo tanto, una de las cuestiones a resolver cuanto antes por el futuro conseller de Salut. 

3. Consorcio del Sant Joan

Mientras el pleno de Reus aprobó ayer vender Gecohsa para garantizar el funcionamiento del hospital Sant Joan, sigue pendiente otra parte del plan para salvar el centro: la constitución de un consorcio de gestión entre el Ayuntamiento y el Departament de Salut. Deberá ser una prioridad de primera magnitud para el nuevo conseller. La medida urge, ya que el consorcio debía estar constituido el pasado 1 de enero. 

4. La deuda del hospital de Cambrils

El Ayuntamiento de Cambrils tiene previsto cobrar en breve algo más de dos millones de euros de la Generalitat por la ampliación y la reforma del Hospital Lleuger. Ese dinero corresponde a la deuda pendiente por el exceso de intervención realizada que asumió el consistorio cambrilense, lo que permitirá sufragar los incrementos de obra que se produjeron durante la construcción. 

5. Apeadero de Bellissens

La tramitación del apeadero de Bellissens está parada. No se ha podido sacar a exposición pública el proyecto presentado el pasado 25 de octubre en Reus, por lo que el calendario se ha ido retrasando. La infraestructura es estratégica para la zona sur de la capital del Baix Camp, donde se emplazan equipamientos claves como el Hospital Sant Joan, el Campus Bellissens o FiraReus. La idea inicial era que el proyecto constructivo pudiera encargarse este año para que las obras empezaran durante el primer trimestre de 2019, para concluir entre 2021 y 2022.

6. El mapa ferroviario del Camp

En época del 155, la Generalitat ha mostrado su apoyo al consenso municipal por el mapa ferroviario del Camp de Tarragona. El Govern se ha mostrado del lado de los alcaldes de Tarragona, Reus, Vila-seca, Salou y Cambrils para desmantelar las vías de la costa y mejorar las conexiones con Barcelona. Pero a la Generalitat le queda aún mucho por hacer, entre otras labores dar cuenta a Fomento del acuerdo y ponerse manos a la obra para llevar a cabo y planificar las inversiones, en lo que debe ser un trabajo conjunto entre administraciones. 

7. Fòrum Judicial de Tarragona

Es uno de los grandes equipamientos cuya construcción está enquistada y sigue sin plazos. Reactivar este proyecto, aunque redimensionado, podría ser otra de las prioridades del nuevo Govern para solucionar de una vez por todas la histórica dispersión de desde judiciales que sufre Tarragona. En abril de 2006, el entonces conseller de Justícia, Josep Maria Vallès, anunció que en  2008 Tarragona tendría ya una nueva ciudad judicial. Han pasado diez años –aunque de su construcción se comenzó a hablar en 1999– y ni siquiera hay calendarios concretos de obras. 

8. El futuro Centre Obert de Tarragona

Es otro de esos frentes en los que ha habido progreso en tiempos de parálisis. La Generalitat sacó en licitación en abril la ejecución de las obras de construcción del nuevo Centre Penitenciari Obert de Tarragona. El equipamiento está previsto en la calle del Arquebisbe Pont i Gol, cerca del Parc Francolí. El edificio será el único de estas características de toda la demarcación y tendrá capacidad para 150 internos. Puede ser, a su vez, un punto caliente, ya que los vecinos de la zona no descartan hacer movilizaciones. 

9. Hard Rock

La Generalitat ha sostenido, incluso en esta última etapa sin gobierno y con tantas turbulencias políticas, que Hard Rock Entertainment World, heredero del antiguo y originario BCN World, sigue los pasos previstos, a pesar de las altas dosis de incertidumbre alrededor y los retrasos acumulados. La Generalitat señaló que el concurso de licencias seguía con su procedimiento ordinario de acuerdo con las fases fijadas y publicadas en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) y con la Llei de Procediment Administratiu. Sea como sea, el complejo de juego y ocio en el Centre Recretiu i Turístic (CRT) de Salou y Vila-seca se presenta vital para la economía de la Costa Daurada y un equipamiento clave para el turismo de toda la provincia. 

10. Variante de Gandesa

Es, en realidad, un proyecto ya planificado pero detenido por el 155. Territori deberá impulsar la reforma de la C-43 en Gandesa, por donde pasa la travesía más peligrosa de Catalunya, según un estudio del RACC. La reforma abarcará un tramo de 900 metros e incluye la construcción de una rotonda. Las obras deberían ejecutarse ya este año. Esta mejora debe ser una primera fase de la construcción de la variante, que permitirá a los vehículos de paso por la C-43 evitar el interior del núcleo urbano. 

11. Paro, lista de espera y dependencia

Son desafíos temáticos con especial incidencia en Tarragona. El nuevo Govern de la Generalitat deberá trabajar para seguir reduciendo la cola de paro –la provincia es la que más desempleo tiene de Catalunya–. Acortar la lista de espera en la sanidad será también otra cuestión primordial, igual que potenciar las ayudas vinculadas a la dependencia, donde ha habido mejoras en los últimos años, aunque insuficientes. 

Temas

Comentarios

Lea También