Los jóvenes ante la Covid: «Es normal que se nos señale como responsables»

Los jóvenes de entre 15 y 29 años concentran el 24,9 % de los contagios en España. Unas cifras que provocan que parte de la sociedad les considere los culpables de los rebrotes

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Varios jóvenes charlan a la salida de uno de los institutos de Tarragona.  FOTO: ALB A MARINÉ

Varios jóvenes charlan a la salida de uno de los institutos de Tarragona. FOTO: ALB A MARINÉ

Los jóvenes de entre 15 y 29 años concentran el 24,9% de los contagios en España. Datos así les señalan de manera directa en los últimos meses como los principales culpables de los rebrotes que se están produciendo a lo ancho del país.

La realidad es que a la juventud le ha tocado vivir una pandemia mundial de forma inesperada. Su vida ha cambiado en muchos aspectos y culpabilizarlos de manera directa de la expansión del virus se ha vuelto una tendencia no siempre acertada. Hay jóvenes que se han tomado a la ligera el coronavirus, pero también los hay que han respetado con firmeza las normas e incluso han rebajado sus relaciones sociales con tal de proteger a los suyos.

José Miguel, vecino de La Canonja de 17 años, se muestra muy crítico con el comportamiento de la mayoría de los jóvenes de su edad durante estos meses de pandemia: «Creo que tal y como están actuando muchos de los jóvenes a día de hoy, con múltiples desobediencias a las normas sanitarias, es muy normal que el resto de la población nos señale como principales responsables».

«Antes del disfrute está la salud de todos»

Elena –nombre ficticio– es una joven tarraconense de 21 años que no está de acuerdo con que los jóvenes estén siendo los principales culpables de los rebrotes que se están produciendo en España: «Puede ser que no estemos siendo lo suficientemente responsables, pero no creo que seamos los únicos culpables. El hecho de que haya más rebrotes no es tanto por actitudes sociales, sino por la falta de recursos sanitarios».

Una de las principales actividades que se argumenta que propició este gran porcentaje de infectados entre los jóvenes fue el ocio nocturno. Por ello, el Gobierno decidió suprimirlo apenas un més después de su reapertura. Ni las medidas de seguridad implantadas por las empresas de la noche fueron suficientes como para impedir una decisión polémica que hoy todavía sigue vigente.

Contraste de opiniones

Para el vecino de La Canonja, el cierre del ocio nocturno era necesario viendo las imágenes que se veían en algunas de las salas de fiesta: «La situación es límite y no se podía permitir ese número de aglomeraciones que se producían cada semana en cualquier sala de ocio nocturno, porque antes de cualquier disfrute de los jóvenes, está la salud de todos».

«El hecho de que haya más rebrotes es por la falta de recursos sanitarios»

Para Elena, el cierre de las salas no ha sido justo con todas, ya que algunas sí que seguían las normas de seguridad: «Vi bien que cerraran aquellas salas que no cumplían con las normas de seguridad. Las que sí lo hacían no veía motivo alguno, ya que es lo mismo estar en una discoteca y en una mesa con distancia de seguridad con las otras que estar por ejemplo en el cine o en un restaurante cenando».

Una de las alternativas nocturnas al cierre de las salas están siendo los botellones que se producen cada fin de semana y que no hacen otra cosa que aumentar el malestar de la sociedad con los jóvenes. «El tema de los botellones en estos momentos me parece una de las irresponsabilidades más grandes que se pueden hacer. Principalmente por las aglomeraciones que se pueden llegar a producir, los desperfectos que posiblemente se produzcan, entre otros…», denuncia el menor de 17 años.

Sin embargo, hay otras actividades saludables que no ponen en riesgo a la sociedad y que van ganando peso con el paso de los meses. Ir a un bar a tomar algo cumpliendo con las medidas de seguridad oportuna o jugar vía online a los videojuegos junto a los amigos son algunas de las alternativas más seguras que están adoptando los jóvenes que sí muestran actitudes responsables ante la pandemia: «Algunos días de la semana voy con mis amigos a tomar algo, obviamente siguiendo las medidas sanitarias ‘al dedillo’. Otra de las cosas que hago es hacer videollamada con ellos vía ‘Discord’ y hablamos o jugamos a la consola, que es lo que me ayudó mucho cuando estuvimos confinados tanto tiempo», relata el vecino de La Canonja.

Mejores tras la pandemia

De todas formas, se tiene la esperanza de que esta pandemia ayude a crecer con mayor entereza y resiliencia a una parte clave de la sociedad en el presente y en el futuro como son los jóvenes: «Creo que esta pandemia ha hecho pensar a todo el mundo, no solo a los jóvenes, ya que al estar en casa tanto tiempo nos hemos dado cuenta de lo que realmente es importante y valioso para nosotros. Seguramente a los jóvenes nos ha ayudado mucho más, estoy seguro de que a pesar de estas excepciones que he comentado con anterioridad, la mayoría ha madurado y ha pensado en que lo mejor es ayudar todo lo posible para acabar con este virus lo antes posible».

Temas

Comentarios

Lea También