Los pediatras: «Es una vacuna segura y eficaz»

Los médicos infantiles tranquilizan a la población y no descartan que los padres «nos llamen más» tras la inoculación de las primeras dosis

J. A. GUERRERO

Whatsapp
Una enfermera de Tarragona, con un vial de Pfizer.  FOTO: PERE FERRÉ

Una enfermera de Tarragona, con un vial de Pfizer. FOTO: PERE FERRÉ

Los pediatras han hecho un llamamiento a la tranquilidad y han animado a los padres a inmunizar a sus hijos porque la vacuna de Pfizer, que se empezará a administrar en España a los 3,3 millones de niños de 5 a 11 años a partir del 15 de diciembre, es «eficaz y segura», como señala Francisco Álvarez, coordinador del comité asesor de vacunación de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Álvarez, médico asturiano de 62 años, recuerda que aunque la covid en los menores de 12 años se presenta, en general, con cuadros leves y asintomáticos, el riesgo cero no existe y confía también en que las vacunas ayuden a reducir la incidencia de contagios entre los menores de 12 años, la más alta de todos los segmentos de edad: 450 casos frente a los cerca de 250 de media general, casi el doble.

El pediatra ve bien que la Comisión de Salud Pública haya decidido separar ocho semanas la segunda dosis, en lugar de los 21 días en la vacuna de los adultos. Se ha optado por el modelo canadiense, que cree que separándola más en el tiempo, el suero aumenta su inmunidad. «Lo importante es que los niños se vacunen para protegerlos». Serán ahora las consejerías de cada comunidad autónoma las que decidan si administran la vacuna en centros de salud, vacunódromos e incluso en colegios, pues hay gobiernos regionales que llevan a los centros escolares su calendario ordinario de vacunación.

Menos efectos secundarios

A partir del 13 de diciembre llegarán 1,3 millones de vacunas y en enero, otros dos millones. Álvarez no descarta que tras los primeros pinchazos se produzca un aumento de llamadas de padres inquietos por algún efecto secundario. «Los efectos secundarios son los mismos que se producen en adultos e incluso un poco menos, al ser un tercio de la dosis. Son efectos que ya conocemos, fiebre, escalofrío, dolor de cabeza, dolor muscular, cansancio..», resume el doctor, que recuerda que en Estados Unidos ya se han administrado 3 millones de vacunas pediátricas y los efectos secundarios reportados no son distintos a estos. «Podemos estar muy tranquilos», apunta.

«Si el niño tiene unas décimas o le duele un poco la cabeza tomará un analgésico, paracetamol o ibuprofeno, y habrá padres que se agobien mucho y llamen. No es descartable que haya más llamadas, pero para eso estamos aquí. Y para resolver dudas», apostilla el médico que pide a los padres que no recurran a Google sino a su pediatra o su enfermera de Pediatría.

Temas

Comentarios

Lea También