Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los socialistas quieren primarias

Un sector importante del PSC pide que el partido lleve a cabo elecciones abiertas para escoger a los candidatos de la demarcación de cara a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre y las Generales de noviembre.
Whatsapp
El de Carles Castillo es, como el de Ballesteros, uno de los nombres que suenan para ir al Parlament. Foto: O. S.

El de Carles Castillo es, como el de Ballesteros, uno de los nombres que suenan para ir al Parlament. Foto: O. S.

«Como militante socialista de la ciudad de Tarragona, la Federació del Camp de Tarragona y la circunscripción de la Provincia de Tarragona, exijo el mismo derecho que los compañeros de Barcelona para elegir mediante consulta directa a la militancia el candidato o candidatos de nuestra provincia para las futuras elecciones». Así de claro se muestra en su perfil de la red social Facebook el miembro de la ejecutiva local de Tarragona Alejandro Caballero para reivindicar la celebración de unas elecciones primarias para que los afiliados socialistas del Camp de Tarragona puedan decidir su cabeza de lista de cara a las dos próximas citas con las urnas: las elecciones autonómicas del 27 de septiembre y las Generales de noviembre.

Las palabras expresadas por Caballero han recibido un importante número de apoyos en las redes sociales, como el del exconcejal del Ayuntamiento de Tarragona y máximo representante comarcal del partido en el Tarragonès, Carlos Castillo, quien también se ha expresado en los mismos términos en Twitter. Asimismo, destacados dirigentes socialistas del territorio, como el jefe de gabinete del alcalde Josep Fèlix Ballesteros, Gustavo Cuadrado, o el miembro de la ejecutiva local de Tarragona Mariano Pescador también han hecho pública su preferencia para organizar las primarias.

 

‘Estar a la altura’

«Ya no caben más decisiones de pequeñas camarillas que proponían una lista cerrada y bloqueada al Consell de Federació y que finalmente se aprobaba en el Consell Nacional. Las exigencias ciudadanas nos obligan a cumplir y estar a la altura, y una de las situaciones que han de cambiar es la de cómo elegimos a nuestros candidatos. Procesos más transparentes y democráticos son necesarios y eso pasa por dar voz y voto a los militantes y que sean ellos directamente quienes elijan sus candidatos para las listas que ofrecemos a la ciudadanía como partido», remarca Caballero en su contundente escrito.

Las palabras de Caballero muestran de fondo la corriente cada vez más mayoritaria en la nave socialista de renovar tanto las caras como la forma de trabajar de un partido que, actualmente, vive sus peores momentos desde la recuperación de la democracia. Precisamente, en su pleno de despedida como responsable municipal, Carlos Castillo aseguró en el Saló de Plens del Ayuntamiento de Tarragona que su partido «necesita cambios» y que trabajará para que «el PSC vuelva a ser la referencia de la izquierda y de la lucha contra la desigualdad social».

 

¿Elecciones abiertas?

La regeneración que reivindican los jóvenes socialistas quiere evitar que, por cuarta ocasión consecutiva, Xavier Sabaté sea escogido para capitanear de nuevo la candidatura socialista en el Parlament de Catalunya sin haber pasado por la opinión de la mayoría de militantes. Hasta la fecha, el líder de la formación en las autonómicas lo escogen los cincuenta integrantes del Consell de Federació del Camp de Tarragona, que hacen llegar su propuesta hasta el Consell Nacional para que este ente ratifique la candidatura.

«No queremos que esto vuelva a decidirse de forma cerrada, sino que deben ser los 1.500 militantes de las comarcas tarraconenses los que escojan libremente su candidato», explican las fuentes consultadas. Otros miembros del PSC van incluso más allá y proponen que las primarias se extiendan a toda la ciudadanía, al estilo de lo que los socialistas ya hacen en Francia, donde los no afiliados pueden votar si pagan un euro.

«Sería una forma de abrirse a la sociedad. No podemos dar el mismo mensaje de siempre, presentando a los candidatos de siempre», lamentan las mismas fuentes, quienes recuerdan que Sabaté es candidato en el Parlament desde 2006 o, lo que es lo mismo, desde hace casi una década.

La idea del sector más crítico con la estructura orgánica es la de materializar por escrito un decálogo que, entre otras cuestiones, regule un límite de mandatos, la obligada rendición de cuentas de los representantes públicos así como la prohibición de la acumulación de cargos, como podría ser la de ser alcalde y diputado. Esta última opción chocaría con la voluntad cada más generalizada en Barcelona de que sea Josep Fèlix Ballesteros quien se presente en los próximos comicios autonómicos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También