Más de Tarragona

Los tarraconenses se gastan 800€ en un año en mascarillas

Cada vez son más las voces que piden un relajamiento en la obligatoriedad de llevar los cubrebocas, pero Sanidad pospone este debate por falta de consenso entre comunidades

JOAN MORALES

Whatsapp
Una familia, todos con mascarilla, ayer por el centro
de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Una familia, todos con mascarilla, ayer por el centro
de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La Comisión de Salud Pública no entró a estudiar en su reunión de ayer la propuesta de prescindir del uso de la mascarilla en algunos espacios públicos después de un año y medio de pandemia, como tenía previsto hacer. Según los informes presentados en este órgano, cuyo análisis fue pospuesto para más adelante por la falta de consenso entre las autonomías, el fin de la obligación de portar el tapabocas se limitaría solo al exterior y exclusivamente en los momentos y lugares en los que se pudiera mantener la distancia de seguridad con personas que no sean convivientes o no pertenezcan al mismo grupo burbuja.

La necesidad de abrir este debate había sido defendida en los últimos días por buena parte de las autonomías, como Catalunya, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid y Castilla y León, Aragón o Baleares. Pero la abolición de la mascarilla cuenta con el rechazo de territorios como País Vasco, Navarra, Extremadura o Andalucía, que lo consideran precipitado.

Una protección cara

El adiós a las mascarillas dejaría atrás un gasto de unos 800 euros en un año por familia en España. Es cierto que, a día de hoy, esta inversión ha bajado mucho, ya que los precios de esta medida protectora de uso obligatorio se han desplomado en los últimos meses. De hecho, si cuando entró en vigor esta medida (el 21 de mayo del año pasado) una familia de cuatro miembros se gastaba de media unos 115 euros al mes, en la actualidad este gasto se ha reducido a unos 10 euros mensuales. No obstante, en el acumulado de los últimos 13 meses la cantidad destinada por hogar en la compra de mascarillas rondaría los 800 euros.

La reducción de gasto al mes en mascarillas por familia se ha producido por varios motivos. El primero, y más importante, por la bajada de su precio. Cuando empezaron a ser obligatorias y escaseaban, el precio de las quirúrgicas rondaba el euro por unidad, lo que obligó al Gobierno a establecer un máximo de 0,96 euros, que en noviembre bajó a 0,72 y a 0,62 tras reducir el IVA.

Un año después podemos encontrar mascarillas quirúrgicas a 10 céntimos, lo que supone casi diez veces menos. No obstante, si consideramos que las infantiles son un poco más caras, se puede calcular un precio medio de 15 céntimos por unidad. Algo parecido ha pasado con las FFP2, que han pasado de una media de dos euros por unidad en verano del año pasado, a unos 40 céntimos.

Más horas de las recomendadas

Según un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de noviembre del año pasado, la inmensa mayoría de la población admitía que sobrepasa el tiempo recomendado de uso de las mascarillas quirúrgicas deseachbles. El uso medio admitido era de nueve horas, con un 11% que incluso reconocía que las llevaba más de 16 horas. Por lo que respecta a las FFP2, el tiempo medio de uso son 15 horas. Una de cada cuatro personas encuestadas aseguraba usar preferentemente mascarillas FFP2. Si extrapolamos este porcentaje a una familia tipo de cuatro miembros, el resultado es que tres de ellos utilizarían quirúrgica y uno, FFP2.

Eso significa que si tres miembros de la familia utilizan 30 mascarillas quirúrgicas al mes, su gasto actual es de 13,5 euros (contando un precio de 0,15 por unidad). El cuarto miembro destinaría seis euros mensuales a utilizar una FFP2 cada dos días (contando un precio de 0,40 por unidad). En total, 19,50 euros de gasto por familia al mes en mascarillas.

Parece que quede muy lejos en el tiempo, pero no hay que olvidar que en el inicio de la pandemia, y hasta bien entrado el verano pasado, los ciudadanos sufrieron en sus carnes serias dificultades para hacerse con mascarillas y, sobre todo, a un precio que fuese relativamente razonable. A partir de septiembre, la oferta de estos protectores se reforzó muchísmo, por lo que sus precios bajaron. Eso provocó que el Gobierno redujera en noviembre el precio máximo de venta de las quirúrgicas a 72 céntimos. Después aprobó también una rebaja del IVA del 21 al 4%, que rebajó la tarifa máxima a 0,62 euros.

Desde entonces, y teniendo en cuenta que mascarillas no han faltado en el mercado, los precios de éstas han ido bajando hasta la actualidad, unos 20 euros mensuales por familia.

Se dispara el gasto en sanidad

Otro estudio elaborado por ODS Map, herramienta de medición en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), desarrollada por AIS Groups, Esri España y el Observatorio por la Sostenibilidad, revela que el gasto medio de las familias españolas en sanidad durante el año pasado se situó sobre los 1.750 euros, lo que representó un incremento del 66% respecto a los casi 1.050 euros registrados en 2019.

Estaríamos ante un incremento excepcional, teniendo en cuenta que en el periodo comprendido entre 2015 y 2019, el aumento del gasto se situó en el 7,8%, con unos incrementos anuales de entre el 3% y el 4%. La razón de este aumento no ha sido otra que la compra de mascarillas para proteger a los miembros de las familias de posibles contagios.

Este incremento del gasto medio en sanidad por parte de las familias tiene en cuenta solamente las mascarillas, a pesar de que la Covid-19 también ha penalizado las economías familiares con gastos extras en otros productos como los geles hidroalcohólicos, desinfectantes, guantes, etc.

El apunte: El 41% utiliza la quirúrgica higiénica no reutilizable

Según una encuesta realizada por la Organización Nacional de Consumidores (OCU) el pasado mes de noviembre, las mascarillas más utilizadas por los españoles desde que empezó la pandemia, con un 41%, son las quirúrgicas higiénicas no reutilizables. Le siguen, con un 20%, las higiénicas reutilizables/lavables; con un 15%, las de protección individual no reutilizables (FFP2, FFP3, KN95, etc.); con un 11%, las de tela homologadas o caseras reutilizables/lavables; y con un 10%, las de protección individual reutilizables/lavables (FFP2, FFP3, KN95, etc.).

En cuanto al tiempo de uso de las mascarillas, la no reutilizable quirúrgica higiénica es de nueve horas; el de la no reutilizable de protección individual, de 21 horas; el de las reutilizables lavables higiénicas, de 10 horas; el de las reutilizables lavables de protección individual, de 15 horas, y el de las reutilizables lavables de tela no homologadas, de 16 horas.

Temas

Comentarios

Lea También