Más de Tarragona

Tarragona Sanidad

Los vecinos de Ponent denuncian falta de ginecólogos en el CAP La Granja

El Departament de Salut argumenta que la dotación es la correcta y que estos médicos especialistas visitan tres días por semana

CARLA POMEROL

Whatsapp
El pasado viernes, vecinos protestando en la puerta del CAP. FoTO: alfredo gonzález

El pasado viernes, vecinos protestando en la puerta del CAP. FoTO: alfredo gonzález

Ponent sigue adelante con la lucha para conseguir mejoras en el CAP La Granja-Torreforta. Ahora, los vecinos denuncian la falta de ginecólogos en el ambulatorio y aseguran que «no es suficiente un solo médico para cumplir con las necesidades de cerca de 20.000 mujeres, que son las que viven en los barrios de Ponent», explica Pepi Mellado, portavoz de la asociación Dones de Tarragona, una entidad que nació hace unos meses con el objetivo de «tratar los principales problemas de la ciudad, desde una perspectiva de mujer», añade la responsable. La asociación lleva semanas recogiendo firmas para trasladar al Departament de Salut la petición de dotar de más ginecólogos el CAP La Granja-Torreforta. «Solo de esta manera, podremos poner fin a las largas lista de espera y a las derivaciones a otros centros ambulatorios», apunta Mellado.

Como cada semana desde hace casi un año, el pasado viernes, los vecinos de Ponent se concentraban a las puertas del CAP La Granja para protestar sobre la situación del ambulatorio. Allí se encontraba una mujer que acudía a la manifestación por primera vez. Prefirió no dar su nombre, pero si su edad. Tiene 54 años y explicaba indignada su caso. «He decidido unirme a la protesta porque hace dos semanas pedí hora al ginecólogo por una dolencia y me dijeron que fuera al CAP Jaume I. ¿Os parece normal?», preguntaba esta vecina, quien añadía que «al final acepté, porque no tenía más remedio».

Manuel Bravo, portavoz de la plataforma Vecinos de Poniente, explica que, hace unos años, en el CAP La Granja, había hasta cuatro ginecólogos. «Poco a poco, han ido jubilándose, y no se han cubierto las plazas, dejándolas vacías y a las usuarias desatendidas», explica Bravo, quien añade que «ahora solo hay uno y no se visita cada día». Según el representante de estos vecinos, son las comadronas las que hacen algunas pruebas diagnósticas, como por ejemplo, las citologías. «No son suficientes los recursos que hay. Estamos hablando de que el servicio de ginecología del CAP La Granja-Torreforta atiende a todas las mujeres de los barrios de Ponent y del municipio de La Canonja, cerca de 20.000 vecinas. Queremos que vuelvan ginecólogos a La Granja». Según esta plataforma, las comadrones hacen el trabajo de los ginecólogos.

Una de las consecuencias que, según la versión de los vecinos, tiene la falta de ginecólogos, es lista de espera. «Ha habido mujeres que se han visto obligadas a acudir a un centro privado, cansadas de esperar cita para una citología», explica Pepi Mellado, secretaria de la asociación Dones de Tarragona, quien relata un hecho que ocurrió hace un par de días. «Estábamos en la puerta del CAP recogiendo firmas en apoyo a la causa, cuando una mujer de 68 años nos contó que no le harían la prueba ginecológica que pedía por la edad», explica Mellado.

Cabe recordar que hasta el momento, el Diari ha contado la versión de los vecinos, que dista bastante de lo que explican fuentes oficiales del Departament de Salut, también consultadas por esta redacción.

Visitas tres días por semana

El Departament de Salut considera que la dotación de ginecólogos en el CAP La Granja-Torreforta es la correcta, teniendo en cuenta los criterios que marca la administración. La coordinación del servicio de ginecología de la atención primaria depende del ASSIR, un organismo que pertenece al Institut Català de Salut, y que se dedica a la atención de la salud sexual y reproductiva. Actualmente, según el Departament de Salut, en el CAP La Granja se pasan visitas ginecológicas tres días por semana: lunes, martes y jueves por la mañana. El resto de la semana están también las comadronas atendiendo al personal.

Referente a las listas de espera, el Departament de Salut asegura que, a principios de este año, las visitas urgentes al ginecólogo se realizaban en un plazo de 24 horas, las preferentes en 15 días y las citas para visitas programadas se daban al cabo de un mes, como máximo. En el caso de las funciones de las comadronas, las visitas para mujeres embarazadas o en situación de postparto, el tiempo de espera es de una semana, para las citologías de un mes y para asistir al servicio Tarda Jove –dirigido sobre todo a chicas jóvenes– de unos 15 días.

Salut no concreta el número de ginecólogos que pasan visita en el CAP La Granja, ya que los profesionales van rotando. «Un mismo especialista puede atender en Torreforta o en el CAP Jaume I», explican fuentes del Departament, las mismas que insisten en qué la dotación de especialistas es la adecuada.

Pese a las explicaciones que da la administración, los vecinos de Ponent aseguran que seguirán protestando a las puertas del CAP «hasta que este cuente con los recursos que nos merecemos», acaba Bravo.

Temas

Comentarios

Lea También