Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 6.000 edificios de TGN y Reus deberán adaptar sus parkings al vehículo eléctrico

La Comisión Europea aprobó en abril una nueva directiva que, solo en los dos principales municipios de la demarcación de Tarragona, afectará en los próximos años a unos 90.000 propietarios de garajes

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de una de las plazas del aparcamiento soterrado de la Rambla Nova donde hay un punto de recarga para vehículos eléctricos. FOTO: Pere Ferré

Imagen de una de las plazas del aparcamiento soterrado de la Rambla Nova donde hay un punto de recarga para vehículos eléctricos. FOTO: Pere Ferré

Unos 3.900 edificios de Reus y otros 2.100 de la ciudad de Tarragona se verán obligados, a medio plazo, a adaptar los parkings de sus fincas privadas al vehículo eléctrico.

Estos son los cálculos que maneja en estos momentos el gabinete técnico del Col·legi Oficial d’Aparelladors i Arquitectes de Tarragona (COAATT) después de que el pasado 18 de abril la Comisión Europea aprobara la directiva Energy Performance Buildings que, entre otras medidas energéticas, pretende que los garajes tengan la obligación de contar, a medio plazo, con estacionamientos equipados para las recargas de los coches eléctricos.

Esta nueva directiva, que aún está pendiente de ser publicada y de ser incorporada posteriormente a la legislación de cada uno de los Estados miembros de la Unión Europea, establece, en su artículo 8, que «con respecto a los nuevos edificios residenciales y edificios residenciales sometidos a renovaciones importantes, siempre que el edificio tenga más de diez plazas de estacionamiento, los Estados miembros garantizarán que se instale una infraestructura de conductos», es decir, «conductos para cables eléctricos, a fin de permitir una etapa posterior la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos para cada espacio de estacionamiento». 

El documento remarca, asimismo, que la Comisión «informará al Parlamento Europeo y al Consejo antes del 1 de enero de 2023 sobre el alcance de construir una política que contribuya a la promoción de la electromovilidad y proponer medidas, si corresponde» y enfatiza que «los Estados miembros establecerán los requisitos para la instalación de un número mínimo de puntos de recarga para todos los edificios residenciales, con más de veinte espacios de estacionamiento, antes del 1 de enero de 2025».

Finalmente, el acuerdo del organismo europeo deja claro que «los Estados miembros preverán medidas para simplificar el despliegue de puntos de recarga en edificios residenciales y no residenciales nuevos y existentes y abordar posibles obstáculos reglamentarios, incluidos los procedimientos de autorización y aprobación, sin perjuicio de la ley de propiedad y arrendamiento de los  Estados miembros».

Uso muy bajo en España

A juicio del Col·legi d’Aparelladors i d’Arquitectes, los requisitos que ha planeado la Comisión Europa afectarán a unos 6.000 edificios que suman aproximadamente a unos 90.000 propietarios de viviendas solo en Tarragona y Reus.

En este sentido, desde el gabinete técnico se deja claro que ya está en vigor una normativa que obliga a los edificios que se están construyendo a partir de 2015 a disponer de «una instalación previa que permita la carga del vehículo eléctrico y a la instalación de un contador secundario en el punto de carga».

En el caso de los edificios ya existentes, «la instalación de los puntos de carga es una realidad que aún se ve a medio plazo» en gran parte, porque las cifras de utilización del vehículo eléctrico son aún muy bajas en el Estado español.

De hecho, según los últimos datos, España se encuentra en el furgón de cola en el despliegue y venta del coche eléctrico. Alemania cuenta ya con 25.241 puntos, de los que 3.028 son de recarga rápida, según los datos del Observatorio Europeo de Combustibles Alternativos. Francia tiene instalados 16.311, de los que 1.904 son de recarga rápida y Reino Unido llega a las 14.256 instalaciones, con 2,759 rápidos.

España se queda en 4.974 puntos de recarga totales, con 662 cargas rápidas. Solo Italia, entre los mercados más grandes de la Unión Europea se queda por debajo, con 2.741 puntos de recarga, siempre según este Observatorio.

Temas

Comentarios

Lea También