Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de dos meses sin teléfono por desavenencias vecinales en Tarragona

Un bloque de la avenida Andorra está sin servicio porque los dueños del parking que está debajo del edificio no dejan pasar a los técnicos de la compañía de telecomunicaciones

Norián Muñoz

Whatsapp
Parte de los vecinos que se han quedado sin servicio frente al parking de la discordia.  FOTO: Pere Ferré

Parte de los vecinos que se han quedado sin servicio frente al parking de la discordia. FOTO: Pere Ferré

Los vecinos del número 7 de la avenida Andorrra están desde el pasado 27 de marzo sin teléfono ni internet. El problema radica en que, según les han avisado las compañías de telecomunicaciones, hay un problema con los cables que van al bloque y que pasan por un parking privado que está en el primer sótano del edificio y que es de una comunidad de propietarios.

El caso es que los encargados del aparcamiento (que no es propiedad de los vecinos afectados) no permiten que los técnicos entren a reparar la avería.

Mayores y estudiantes

Los vecinos explican que han intentado poner una denuncia contra las compañías de teléfonos por los problemas con el servicio, pero no se la han admitido porque las empresas sí están en disposición de arreglar el desperfecto, pero no pueden entrar a hacerlo.

Los cables telefónicos de los bloques, que son del año 76, siempre han pasado por el mismo sitio, «incluso antes de que estuvieran los aparcamientos y no entendemos por qué molestan», señala uno de los vecinos.

Apuntan los afectados que entre los habitantes del bloque hay una señora de 99 años que no puede estar incomunicada y también jóvenes estudiantes que se han quedado sin internet justo a final de curso. Alguna vecina, cansada de ver que la situación no tenía solución, decidió cambiarse a otra empresa de telefonía cuyo cableado sí que va por la calle.

Antecedentes en los juzgados

Los vecinos temen que lo que les está pasando sea lo mismo que ocurrió en la vecina Calle Sant Antoni Maria Claret en agosto del año pasado. Entonces, la comunidad de propietarios del aparcamiento privado (como comunica con la avenida D’Andorra creen que son los mismos) cortaron unos cables, lo que dejó  a los vecinos de otro edificio sin servicio.

La diferencia es que en ese bloque se encuentran los Juzgados de lo Penal que advirtieron que tomarían medidas legales si no se permitía entrar a los técnicos, por lo que tuvieron que acceder a que entraran a hacer la reparación.

Temas

Comentarios

Lea También