Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Mi marido y yo hemos intentado suicidarnos desde un puente"

Los heridos están ingresados graves en el Joan XXIII y los Mossos esperan hablar con ellos para que expliquen lo sucedido

Àngel Juanpere/Jordi Cabré

Whatsapp
Los vehículos de emergencias en el lugar de los hechos para atender a los dos heridos.  Foto: Albert Lozano

Los vehículos de emergencias en el lugar de los hechos para atender a los dos heridos. Foto: Albert Lozano

Los dos jóvenes de 15 y 16 años que en la noche del pasado domingo se precipitaron desde el Pont de Santa Tecla –que une la carretera T-11 y la zona del Hospital Joan XXIII– podrían haber actuado por el amor entre ambos. Así se desprende de la llamada realizada al teléfono de emergencias 112 segundos después de caer sobre el cauce del río Francolí. «Mi marido y yo hemos intentado suicidarnos lanzándonos desde el puente», apuntó uno de ellos en la petición de socorro, aunque no estaban casados.

Tras ser estabilizados en el lugar de los hechos por los politraumatismos quu sufrieron, dos ambulancias trasladaron a los heridos al Hospital Universitari Joan XXIII. Ayer permanecían ingresados en la Unitat d’Intermitjos en estado grave, señalaron fuentes hospitalarias, sin precisar más datos al tratarse de menores de edad.

Por su parte, la Unitat d’Investigació de los Mossos d’Esquadra estaba ayer a la espera de que los jóvenes se encuentren mejor para poder interrogarlos para que aporten luz sobre lo sucedido. Inicialmente todo parece indicar que se trata de una acción voluntaria, sin intervención de terceras personas.

Tal como avanzó ayer el Diari, fue uno de los dos menores de edad, que ya magullado pero consciente en el cauce del río, pidió ayuda al teléfono del 112 y automáticamente el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) envió a tres unidades: un vehículo de intervención rápida (VIR), una ambulancia medicalizada y una básica, la dotación mínima en casos de alertas con heridos de gravedad.

Desde unos 15 metros

Al parecer, los dos jóvenes cayeron de una altura de entre 10 y 15 metros (desde la barandilla hasta el río), pero por suerte de ambos las lesiones sufridas por la caída, aunque graves, no hicieron temer por sus vidas.

Los dos jóvenes fueron atendidos en el río por los médicos del SEM y seguidamente se trasladaron al hospital Joan XXIII. Se descarta cualquier actividad deportiva como puenting, puesto que no había cuerda alguna y la altura de esta infraestructura es demasiado pequeña para una actividad de riesgo como ésta.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También