Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Miedo en L'Arboç por la ocupación de unas naves junto a la estación

Los vecinos piden el desalojo, pero los cinco bancos que son dueños no han presentado denuncia. Los vecinos vinculan los robos en la localidad con la opcupación

José M. Baselga

Whatsapp
Las naves junto a la estación llevan tiempo sin actividad.

Las naves junto a la estación llevan tiempo sin actividad.

Los vecinos de L’Arboç están alarmados por la ocupación de unas naves junto a la estación de Renfe de la localidad. Denuncian que desde que diversas personas se han instalado en las naves, que llevan años sin actividad, han aumentado los robos y la intranquilidad en el municipio.

El alcalde de L’Arboç, Joan Sans, explica que debido a esa situación se han incrementado los controles a cargo de los Mossos d’Esquadra en las naves y que ya se ha identificado a diversos de los ocupantes.

Inseguridad

Sobre la vinculación con los robos Sans señala que no se han cursado denuncias como para confirmarlo, pero reconoce un incremento de la inseguridad, al menos de palabra entre los vecinos. En todo caso apuntó a la necesidad de que los afectados por robos pongan denuncias.

Mientras, la intranquilidad crece entre los vecinos que señalan tener miedo de acercarse por la zona. Explican que entre la estación de L’Arboç y la localidad de Banyeres hay un camino peatonal que utilizan numerosos vecinos y que ante la situación de las naves muchos ya descartan usarlo.

Los vecinos reclaman el desalojo de las naves, pero desde el Ayuntamiento argumentan que para esa acción se requiere de la denuncia del propietario y que todavía no la ha puesto. Sans explica que las naves ocupadas «pertenecen a cinco bancos diferentes, lo que complica la situación».

Contactos

El Ayuntamiento de L’Arboç ha iniciado contactos con los servicios jurídicos de las diferentes entidades bancarias para informarles de la preocupación «y pedirles que presenten una denuncia» para que pueda iniciarse una orden de desalojo.

Esa propiedad de diferentes entidades financieras complica una solución rápida por lo que de momento la única forma de controlar la situación es realizar un seguimiento policial, según Sans. Desde el Ayuntamiento señalan que los Mossos realizan identificaciones periódicas en la nave y que también han incrementado las patrullas de vigilancia por la zona comercial del núcleo histórico.

Pero los vecinos tienen miedo y en las redes sociales incluso se plantean tomarse la justicia por la mano. También destacan que en la localidad hay un cuerpo de Policía Local, pero en las mismas redes alertan de la falta de efectivos para hacer frente a la situación.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También