Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere el hijo adoptivo de Tarragona Mariano Rubio

Natural de Calatayud, recaló en Tarragona en los sesenta y ya no se marchó. Fue dibujante, grabador, pintor, escultor y docente. Ha fallecido a los 92 años de edad.

Norián Muñoz

Whatsapp
Mariano Rubio Martínez en una imagen del año 2011.  FOTO: lluís Milián/DT

Mariano Rubio Martínez en una imagen del año 2011. FOTO: lluís Milián/DT

Ayer falleció, a la edad de 92 años, el artista Mariano Rubio, un enamorado de Tarragona. De hecho su especial relación con la ciudad le valió el título de hijo adoptivo en el año 2003. 

En una entrevista, unos años más tarde, comentaba: «Mi cariño y mi entrega por Tarragona vienen de lejos. Yo soy de una ciudad romana también... Ya desde pequeño me llamaba el Mediterráneo. Aterricé a los 40 años y ya no me he ido. Siempre digo que las invasiones suelen ser de norte a sur. Por algo será que viene la gente y se queda».

De los tarraconenses decía que le gustaba «el hecho de ser ‘molt catalans’ y a la vez saber acoger a todos los que venimos», para acabar afirmando: «Yo, por Tarragona, todo».

Docente y artista prolífico
Rubio nació en 1926 en Calatayud, ciudad de la cual es hijo predilecto. Se formó en la Escola Superior de Belles Arts Sant Jordi, de Barcelona, y en la École Superieure des Beaux Arts, de París, donde se especializó en grabado. 

«Mi cariño y mi entrega por Tarragona vienen de lejos...  Aterricé en mis 40 y ya no me he ido »
Mariano Rubio
Artista y docente

Su llegada a Tarragona se debió a que ganó las oposiciones para ser profesor de la antigua Universidad Laboral. Luego pasaría por distintos centros de formación profesional, entre los que destacó la Escola d’Art i Disseny de la Diputació de Tarragona. 

Fue académico de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza y consejero del Instituto Ramón Berenguer IV de Tarragona, de la Institución «Fernando el Católico» de Zaragoza y del Centro de Estudios Bilbilitanos de Calatayud. En 1991 la Generalitat de Catalunya le otorgó el título de «Mestre del Gravat» y en el 2000 el Gobierno de Aragón le concedió el premio Aragón-Goya de Grabado.

Fue un artista más conocido por su obra gráfica que por su pintura, la cual transcurrió paralela al grabado en cuanto al tema. 

En una entrevista se le preguntaba sobre lo prolífico y variado de su obra. Contestaba que «el estilo no debe condicionarte ni esclavizarte de tal manera que no te permita expresar otras cosas, porque se corre el peligro de copiarse continuamente a uno mismo», aseguraba.

Mariano Rubio, además de su dedicación a la producción artística, fue autor de un importante libro sobre el grabado y sus técnicas: Ayer y hoy del grabado y sistemas de estampación. Conceptos fundamentales, historia, técnicas... En esta publicación de referencia hizo una aproximación a la historia general del grabado desde sus orígenes hasta el siglo XX. 

El Ayuntamiento de Tarragona expresó ayer su pésame por la muerte del artista.

Temas

  • Obituario

Comentarios

Lea También