Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Multan en una noche a ocho bares de la Plaça de la Font

TARRAGONA. Se trata de una orden directa del nuevo gobierno municipal y el motivo es el exceso de mesas y sillas en las terrazas

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen de archivo de tarraconenses tomando algo en las terrazas de la Plaça de la Font. FOTO: P. Ferré/DT

Imagen de archivo de tarraconenses tomando algo en las terrazas de la Plaça de la Font. FOTO: P. Ferré/DT

La Guàrdia Urbana de Tarragona ha multado a ocho bares y restaurantes de la Plaça de la Font por ocupación indebida.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes por la noche, después de que, unas horas antes, los agentes pasaran local por local informando del espacio con el que cuenta cada terraza. La mayoría de ellas no respetaba la normativa. La actuación policial se trataba de una orden directa del nuevo gobierno municipal, que se ha marcado como objetivo poner orden en el espacio público de la ciudad. 

La intención del Ayuntamiento es centrarse principalmente en los puntos más emblemáticos de Tarragona, como por ejemplo la Plaça de la Font, la del Fòrum o la calle Lleida. «Revisaremos todas aquellas zonas donde los restauradores no cumplan con la normativa de las terrazas», explicaba ayer el portavoz del gobierno municipal, Xavi Puig, quien añadió que «hasta ahora, la situación era muy laxa y la norma se aplicaba poco». 

El pasado viernes, el gobierno municipal dio la instrucción a la Guàrdia Urbana de revisar algunos locales de la Plaça de la Font. Primero, los agentes pasaron por los bares informando de las irregularidades y de las posibles consecuencias.

Se retiraron un total de 87 mesas con sus sillas. Al cabo de unas horas, sobre las once y media de la noche, la policía volvió a acercarse a la plaza del Ayuntamiento y fue entonces cuando multaron a ocho locales. Siete por ocupación indebida. La sanción es de 400 euros, pero si los propietarios pagan antes de 20 días, la multa se queda en la mitad. 

Uno de los bares fue sancionado por incumplimiento de la licencia. Y es que, según el portavoz municipal, el local tenía música y la normativa no lo permitía. En este caso, la multa es de 1.000 euros. 

«Queremos una ciudad más amable, con un urbanismo ordenado, que garantice la convivencia del espacio público», aseguraba Puig, quien añadía que «los vecinos también tienen derecho a poder acceder a su casa sin ningún problema».

Hablan los sancionados

La actuación sorprendió a los empresarios de la Plaça de la Font, quienes aseguraban que «nadie antes nos había informado de cómo teníamos que poner las terrazas», explicaba Òscar Taverner, del Candil. En algunos casos, los propietarios de los bares y restaurantes se encararon con los agentes.

También estaba allí Karim Abderrahim, propietario del restaurante Podium 29, negocio que abrió puertas hace tan solo dos meses. «Nos dijeron que multarían a partir del día siguiente, pero lo hicieron pocas horas después, por sorpresa», explicaba Abderrahim, quien aseguraba que se celebrará una reunión para estudiar futuras alegaciones. 

Temas

Comentarios

Lea También