Más de Tarragona

Tarragona Sociedad

Nace el Sindicat de l’Habitatge

Se organiza un colectivo desde Torreforta para «plantar cara a la violencia inmobiliaria»

NÚRIA RIU

Whatsapp
Marta y Joan dieron a conocer el nuevo Sindicat de l’Habitatge de Tarragona.  FOTO: PERE FERRÉ

Marta y Joan dieron a conocer el nuevo Sindicat de l’Habitatge de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Alrededor de unas quince personas apoyan el nuevo Sindicat de l’Habitatge de Tarragona, un colectivo que se daba a conocer públicamente ayer en Torreforta y que ha nacido para «plantar cara a la violencia inmobiliaria». Denuncian que el sistema actual, con fondos buitre, grandes tenedores y bancos que «acumulan y especulan» con la vivienda «nos condena a vivir en la miseria». Para ello, sus impulsores afirman que han decidido organizarse para «plantarles cara».

El colectivo exponía algunos datos al respecto. Afirma que en los últimos seis años, los precios del alquiler se han incrementado en más de un 50%. En paralelo, entre los años 2008 y 2019 se han registrado más de 300.000 desahucio en el conjunto del Estado. Una cifra que «no tiene en cuenta los casos silenciosos» y que, en el caso de la ciudad de Tarragona, ha supuesto «una familia desahuciada cada dos días» tan solo durante el año pasado, según exponía Marta. Unos datos que cree que se dispararán a partir del próximo mes de septiembre, cuando está previsto que el Gobierno levante la suspensión temporal de los procedimientos de desahucio, que se acordó a raíz de la crisis de la Covid-19.

Funcionamiento asambleario

Sus impulsores afirman que son «un grupo de personas afectadas por la problemática de la vivienda». No obstante, ya avanzaron que no actuarán «ni como una ONGs ni como unos servicios sociales». Tampoco se han establecido lazos de colaboración con entidades como la PAH, ya que defienden que es una organización que «no ha empezado a trabajar de forma asamblearia, como queremos».

El colectivo, formado mayoritariamente por jóvenes, tampoco confía en el papel de las instituciones, para resolver esta problemática. «Entre proteger el derecho a la propiedad privada y a la vivienda, lo tienen claro. Y nosotros también», apuntaba Joan. En su fase embrionaria, algunos partidos políticos ya se han puesto en contacto. No obstante, afirman que «tenemos claro que las instituciones no nos darán nada, ni tenemos previsto pedirles nada».

El Sindicat de l’Habitatge de Tarragona quiere seguir con la labor que ya se está haciendo este colectivo en diferentes ciudades de Catalunya, entre ellas Reus. Por el momento, han decidido que se reunirán todos los lunes a partir de las 18 horas de la tarde, en la Plaça Tarragonès de Torreforta, delante del Centre Cívic.

‘Apoyo mutuo’

El objetivo es que en estas reuniones se sumen aquellas personas que, ya sea porque no les quieren renovar un contrato, porque viven en un piso que no está en condiciones o porque no pueden emanciparse, compartan sus inquietudes. El formato de las reuniones será asambleario, de manera que los asistentes encuentren «apoyo mutuo».

En estos encuentros se debatirán las acciones previstas, que se irán adaptando, «en función de lo que veamos que necesita nuestra gente». Aunque el sindicato ha nacido desde el barrio de Torreforta, el objetivo es que estas acciones tengan un impacto en el conjunto de la ciudad y que, si hay personas de municipios vecinos que puedan sentirse afectados, también tengan las puertas abiertas.

Asimismo, durante el acto de presentación, Joan avanzó que el objetivo a largo plazo del Sindicat de l’Habitatge de Tarragona es que el colectivo pueda tener unas estructuras que vayan más allá del derecho a la vivienda.

Temas

Comentarios

Lea También