Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nacer el mismo día que se decreta el estado de alarma

En Valls. Guiu ha llegado en plena crisis por el coronavirus. Sus familiares y amigos solo le conocen por videollamada

CARLA POMEROL

Whatsapp
La familia al completo lleva días confinada en su casa.  FOTO: Cedida

La familia al completo lleva días confinada en su casa. FOTO: Cedida

Guiu nació el pasado sábado 14 de marzo. El mismo día que Pedro Sánchez decretaba el estado de alarma en el país. Este pequeño de Valls ha llegado al mundo en plena crisis por el coronavirus. Sus padres aseguran que, cuando sea mayor, se lo explicarán a modo de anécdota.

Aina Mallol, conocida por conducir programas televisivos en Tac12 y Tv3 sobre los castells, es una de las protagonistas de esta historia. Es la madre de Guiu. Aina salía de cuentas el día 17 de marzo, pero durante la cena del día 13 ya notó que el pequeño se iba a adelantar. Empezaron las contracciones y aguantó hasta no poder más. «No os engañaré, estaba un poco asustada. Me preocupaba que los médicos no pudiesen estar por nosotros cuando llegara el momento», explica la joven.

Aina y su pareja, Jordi Mateu, se dirigieron hasta el Pius Hospital de Valls, donde estaba previsto el parto. «A pesar de las medidas de seguridad que ya tomaban los sanitarios, todo era aparentemente normal. El personal ya iba con mascarillas y batas, y mantenían la distancia», recuerda Aina. Guiu nacía al día siguiente, sábado 14 de marzo, a las nueve y diez de la mañana. Todo fue perfecto.

Al cabo de pocas horas, pasaron a una habitación individual. «Teníamos claro que no vendrían visitas. Sobre todo porque, en ese momento, el hospital ya tenía como norma que los pacientes solo podían estar acompañados por un familiar», explica Aina, quien pidió rápidamente el alta voluntaria. 24 horas después de dar a luz, la familia ya estaba en casa. Empezaba así su confinamiento.

«Durante el parto, no se me pasó por la cabeza que el coronavirus fuera un problema para nosotros», asegura Aina, quien reconoce que «por supuesto que no me esperaba que el postparto fuera así». A Guiu tan solo le conocen sus abuelos. Y por pura casualidad. Los padres de Aina viven en Mallorca y viajaron hasta Tarragona para celebrar el cumpleaños de su hija, que era el 13 de marzo. Conocieron a su nieto y, enseguida, cogieron un vuelo para poder volver a su casa.

«Nos imaginábamos que saldríamos a pasear para que le tocara el sol al bebé», comentan Aina y Jordi. La pareja tiene otra hija de dos años y medio, Joana, quien, además de no tener cole, ha visto como se ha incorporado de golpe otro miembro en la familia. «La verdad es que ha sido un gran impacto para ella, pero lo lleva muy bien», aseguran.

El resto de la familia y los amigos conocen a Guiu a través de las videollamadas. «Hacemos broma y les decimos: a ver si podréis verlo en persona antes de que ande», bromea Aina. La bisabuela tampoco le conoce en persona. «Solo le ha escuchado llorar por teléfono», explican.

Aina asegura que Guiu pertenece a la generación del coronavirus. «En la clase de mi otra hija, hay dos familias que están a punto de dar a luz. Les explicaremos que nacieron en una situación muy extraña, sin precedentes», explica Aina, quien añade que «seguro que cuando todo esto pase, valoraremos estos momento de estar con los hijos tanto tiempo».

Temas

Comentarios

Lea También