Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Eduación

Niños sin miedo a hablar en público

El programa TED, famoso mundialmente por su formato de conferencias cortas, se adapta a los colegios y ya se está aplicando en dos centros de la ciudad

Norian Muñoz

Whatsapp
Dos alumnos de Carmelites explicando a sus compañeros la idea que van a desarrollar. Foto: Lluís Milián

Dos alumnos de Carmelites explicando a sus compañeros la idea que van a desarrollar. Foto: Lluís Milián

Que levante la mano quien no haya sudado frío cuando le tocaba ponerse delante de la clase a exponer el trabajo de turno. Y es que, a pesar de estudiar horas y horas de lenguas en la escuela, lo de exponer las ideas ante un auditorio y hacer que el público se interese sigue siendo la gran asignatura pendiente.

Pero a hablar en público y a transmitir ideas, como todo, también se aprende. Al menos eso es lo que creen desde el programa TED-Ed Club.

La iniciativa se basa en la expriencia del TED, un evento anual en el que algunos de los pensadores y emprendedores más importantes del mundo (Bill Clinton, Bill Gates, Jane Goodall, Bono...) comparten ideas que les apasionan. TED es el acrónimo de Tecnología, Entretenimiento y Diseño, aunque el evento admite muchas más temáticas. De hecho, su lema es «ideas que merecen la pena ser difundidas».

A partir de allí se han organizado los TEDx, programas de conferencias locales organizados de manera independiente. En Tarragona el próximo será el 18 de mayo en el Palau de Congressos, como recuerda el coordinador del evento en la ciudad, Agustí López.

En la clase todos tienen que exponer sus ideas. Esta niña hablará sobre ciencias.

De Youtubers a Revilla

La idea es adaptar el formato del TED a las escuelas para que los niños aprendan a identificar ideas que consideran que deben ser expuestas y conseguir la mejor manera de explicarlas en charlas cortas y potentes. En el caso de Tarragona, dos centros educativos han comenzado hace poco a formar sus propios TED-Ed Club: el Col·legi Mare de Dèu del Carme y el Col·legi Sant Pau. Más de 3.500 escuelas en todo el mundo participan en la iniciativa.

Acudimos a una de las sesiones donde alumnos de cuarto, quinto y sexto de las Carmelites están eligiendo cuáles serán las ideas sobre las que quieren preparar sus charlas. Aquí a todos les toca hablar delante de todos, desde los más desenvueltos hasta aquellos que tienen reparos para levantar la mano en clase.

Primera prueba de fuego: contar la idea que se ha elegido delante de los compañeros, la profe, la directora, una periodista...

Una niña cuenta que ella ha decidido hacer una charla sobre la ciencia, entre otras cosas, porque le hacen feliz «los experimentos donde hay reacciones y sale espuma». También hay quien cuenta que hablará de los videojuegos, de por qué le apasionan y si debería haber límites; sobre el baloncesto, la competitividad y el trabajo en grupo y sobre los animales que nos acompañan aunque también requieren responsabilidad y compromiso.

Patricia Álvarez, la profesora que los coordina, confirma que, aunque ha pasado poco tiempo, ya se están viendo cambios en la manera de los niños de enfrentarse a la situación. «Basta ver cómo actuaban en la primera sesión, cuando les tocó presentarse; hablaban bajito, miraban al suelo...». Ahora, aunque todos reconocen que los nervios están allí, nadie se queda en blanco. La mayoría reconoce que empezar a hablar es difícil, pero poco a poco van ganando confianza, sobre todo si ven caras amigas. Agustí López explica que son exactamente las mismas respuestas que refieren los adultos en esta situación.

Eso sí, si se les pregunta quiénes son sus referentes, qué personajes les gusta por cómo transmiten sus ideas, los Youtubers ganan por abrumadora mayoría, aunque en el grupo se cuela el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, algunos profes y también alguna madre.

Aunque a estas alturas es bueno aclarar que en este colegio hace cuatro años han comenzado a dar clases de oratoria a todos los alumnos, desde P3 hasta bachillerato, tal como explica su directora, Maria José Muñoz. Relata que decidieron hacerlo escuchando la experiencia de exalumnos brillantes que reconocían dificultades para expresarse en público.
Dejamos la clase de los más pequeños y vamos a la de tercero de ESO. Aquí están preparando sus charlas en inglés. Aquí a Albert (15 años) le toca salir a hablar por sorpresa y se defiende más que bien con sus percepciones sobre los pros y los contras de llevar uniforme escolar.

Alumnos del Col·legi Sant Pau eligiendo la idea que presentarán. 

Ideas para nota

Oriol Mestre, profesor de economía y matemáticas en el Col·legi Sant Pau, relata que le interesaba mucho que sus alumnos de emprendimiento, por ejemplo, fueran capaces de explicar con claridad y contundencia sus ideas. 

Así fue como se animaron a formar aquí su club, en este caso con los alumnos que quisieron participar de cuarto de la ESO con vistas también a prepararles para un momento clave: la presentación que tendrán en segundo de bachillerato de su trabajo de investigación.

En este grupo las ideas que están debatiendo son las desigualdades, los incfluencers (no sólo los que se bautizan así, sino profesores, gobernantes, marcas...) y el fracaso escolar. Al final del proceso colgarán sus charlas en el canal de YouTube del proyecto. 

Comentarios

Lea También