Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿No hay dos sin tres?

Los seis diputados por Tarragona ponen en manos de sus partidos si optan de nuevo al Congreso el 28 de abril

xavier fernández josé

Whatsapp
¿No hay dos sin tres?

¿No hay dos sin tres?

Sábado 19 de diciembre de 2015. En una fría mañana se reúnen en el Balcó del Mediterrani siete de los candidatos por Tarragona en las elecciones generales, aquellos cuyos partidos o coaliciones ya tienen representación. El objetivo: hacerse la foto ara el Diari.  El aspirante de Unió, Martí Barberà, llega tarde a la sesión fotográfica. Las bromas le llueven: «Casi no sales en la foto... A ver si no sales elegido». Así fue. 
En un caso único en todo el Estado, los seis escaños por Tarragona se reparten entre seis partidos: Félix Alonso (En Comú Podem), Jordi Salvador (ERC), Joan Ruiz (PSC), Jordi Roca (PP) Ferran Bel (PDeCAT) y Sergio del Campo (Ciudadanos).

Elecciones repetidas

Sólo Joan Ruiz tiene experiencia en la Cámara Alta (es diputado desde 2008). Sus cinco colegas se estrenan. Se las prometen felices, pero, cosas de la política, los comicios se repiten. Como si fuera el Día de la Marmota, los seis vuelven a posar seis meses después, el sábado 25 de junio. Eso sí, en ropa veraniega y en la otra punta de la Rambla Nova. 

¿Habrá una tercera foto de los mismos rivales el día de reflexión electoral? Ninguno lo desveló ayer. Cinco apelaron al consabido «lo tiene que decidir el partido». El sexto, Ferran Bel, exalcalde de Tortosa, fue misterioso: «Tengo tomada la decision, pero la haré publica próximamente». Jordi Salvador se explayó: «Siempre he sido una persona de sindicato, de partido, de entidad... Si ERC considera que puedo seguir siendo útil a los intereses de la sociedad catalana, a los intereses nacionales de de Catalunya, desde una perspectiva de izquierdas, republicana, independentista e internacionalista, aquí estaré... Si ERC opta por otras personas, estaré a su lado y siempre agradecido a la oportunidad de haber podido representar al partido».

Joan Ruiz: «Esto son cosas que en el PSC decidimos entre mucha gente y hasta el lunes, cuando la ejecutiva nacional aprobará el procedimiento, hay que ser prudente. Yo seré prudente». Jordi Roca: «Estoy a disposición de las bases y el partido. A los que nos apasiona la política estar en primera línea es un honor». Sergio del Campo: «Vamos a hacer primarias. Si me presento o no lo decidiré tras hablar con mi familia y con el partido (Ciudadanos)». Fèlix Alonso fue el más claro de los seis: «Sí me gustaría presentarme de nuevo y sí me gustaría ganar de nuevo en la provicia». Alude a que en 2015 y 2016 su partido fue el más votado.

Los diputados de los cuatro partidos que tumbaron los presupuestos critican duramente la parte de la legislatura liderada por Pedro Sánchez. Para Bel, ha sido «una legislatura fallida por partida doble, marcada por la aplicacion del artículo 155 y la destitución y encarcelamiento vergonzantes del Govern Generalitat, apoyados por PP, Ciudadanos y PSOE». Según Jordi Salvador, «no se ha solucionado ninguno de los grandes problemas del territorio que ha visto una vez más como el gobierno del PSOE en ocho meses no ha cumplido nada de lo que decía en la campaña electoral». Roca se apunta el tanto de la gestión de Rajoy: «Conseguimos cosas positivas cómo acabar infraestructuras importantes y un buen apoyo económico para los Juegos del Mediterráneo. Y, hasta la moción (de censura que derribó a Rajoy), traer la recuperación económica a la provincia».

Del Campo presume de que  «conseguimos arrancar al PP acuerdos que eran buenos para toda los españoles y para el territorio. Un ejemplo es la bajada de impuestos con la que Tarragona se convirtió en la provincia que más se ahorra de toda España». Alonso sostiene por contra que «el balance ha sido muy positivo. Hemos introducido en la agenda del Congreso las necesidades de Tarragona: el decreto de la estiba, el del taxi, las bonificaciones en la AP7, las inversiones en mantenimiento para el ferrocarril convencional, la parada del trenes en la Aldea, el desdoblamiento de l’A7 a su paso por Altafulla, inversiones en el aeropuerto y el Port...». Ruiz desvela que «estoy especialmente orgulloso de las obras en el Coll de Lilla, y de que a los 158.931 pensionistas de Tarragona la pensión les suba el IPC».

Temas

Comentarios