Más de Tarragona

"No será difícil gobernar la ciudad mejor que el alcalde Ballesteros"

Entrevista a Rafael y Marina, Reyes del Carnaval de Tarragona 2017

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Rafael Franco (Nou Ritme) y Marina Garcia (Disc 45) son el Rei Carnestoltes y la Concubina del Carnaval . Sus disfraces se conocerán el día 22, aunque la temática es la fantasía futurista.

Rafael Franco (Nou Ritme) y Marina Garcia (Disc 45) son el Rei Carnestoltes y la Concubina del Carnaval . Sus disfraces se conocerán el día 22, aunque la temática es la fantasía futurista.

Rafael Franco (Barcelona, 14 de junio de 1978) y Marina Garcia (Tarragona, 29 de octubre de 1996) son, este año, el Rei Carnestoltes y la Concubina del Carnaval de Tarragona. Franco forma parte de la comparsa Nou Ritme y Garcia representa a Disc 45. Ambos vivirán con intensidad los diez días de fiesta del carnaval tarraconense.

– Tendrán el poder de la ciudad durante diez días. ¿Han pensado alguna medida extraordinaria? – Rafael: Que durante estos diez días todo el mundo se lo pase genial y deje los problemas de lado.

Marina: Los ciudadanos deben apartar los problemas económicos y sociales. Sólo tienen que pensar en salir y disfrutar.

– ¿Creen que podrán gobernar mejor que el alcalde Ballesteros? – R: No será difícil (risas). A ver, ahora en serio. Al final todo lo público es criticable, pero hay muchas cosas que mejorar.

M: Podemos porque tenemos un equipo que nos respalda, capaz de cubrir todos los ministerios.

– ¿Un pacto de gobierno entre Disc 45 y Nou Ritme sería mejor que el actual? – R: Sería mucho más sencillo y dejaría de lado los intereses.

M: Habría más fiestas, ofreceríamos espacios para las entidades, haríamos publicidad del carnaval...

– ¿Falta apoyo por parte de las instituciones? – R: Más que apoyo económico, falta hacer publicidad de lo que tenemos. Si el carnaval es tan importante para la ciudad, ¿por qué no lo dan a conocer en la Feria Internacional de Turismo, por ejemplo?

M: El carnaval es una de las fiestas más dejadas. Todo se centra en Sant Magí y Santa Tecla.

– ¿Habían imaginado alguna vez ser los reyes del carnaval de Tarragona? – M: Yo sí. Llevo participando en el carnaval desde que tengo dos años. Siempre me había llamado la atención la figura de la Concubina. Creo que era algo que tenía que conseguir.

R: Pues en mi caso, absolutamente no. Empecé a salir con la comparsa en el 2014. Ese año ganamos, el año siguiente hice un reinado y en 2016 realicé una Disfressa d’Or. Este año me propusieron ser Rei Carnestoltes y acepté sin dudarlo. Es una forma de cerrar el círculo.

– ¿Qué comporta ser Rei Carnestoltes y Concubina? – M: Representar a la ciudad y a tu comparsa. Aunque también está la parte que menos me gusta: ir a ruedas de prensa, salir en los medios...

R: Tienes la responsabilidad de ser una figura pública durante diez días. Aunque si todo se hace con cordialidad y buenas relaciones no hay problema.

– Son los primeros reyes que finalizarán la Rúa delante del Campus Catalunya de la URV... ¿Nerviosos? – M: Para nada. Pero echaré mucho de menos no terminar en la Plaça de la Font. Cuando finalizaba la Rúa, entrábamos al Consistorio, bajaba el Dr. Mistela, compartíamos un rato con las otras comparsas...

R: Me parece muy raro que no pisemos prácticamente la Rambla, una de las principales calles de la ciudad. Es cierto que hubo polémica con el tema del hospital, pero podrían haber buscado otras soluciones.

– ¿Qué les parecería terminar un poco más arriba y aparcar las carrozas en el párking Jaume I? – R: El problema hubiera llegado en el momento de entrar. El párking no funciona y las carrozas tampoco caben dentro.

– ¿Y qué piensan sobre el Banc d’Espanya? Como casi no pisarán la Rambla, no verán el edificio... – R: Nos hubiera gustado verlo, pero hubiésemos ido más allá: yo querría haber dormido dentro toda la semana.

M: Lo hubiésemos convertido en el Palacio Real tarraconense.

– ¿Eso harían con él? – R: No, ahora en serio. Hubiera sido un buen lugar para montar un stand decente y dar a conocer los Juegos del Mediterráneo. Es un lugar céntrico que todo aquél que pasea por Tarragona puede ver.

– Hablando de los Juegos. ¿Qué opinión tienen el Rei Carnesoltes y la Concubina? – R: Creo que no todo ha sido culpa de Tarragona. La ciudad está limitada económicamente y depende del gobierno central. Que no haya habido gobierno durante un año ha afectado mucho.

M: Yo lo que no encuentro bien es que le pongan una fecha cuando no lo tienen claro. Tendrían que esperar a tener las cosas más seguras. Porque luego los retrasan un año y su credibilidad pierde bastantes puntos...

– ¿Creen que llegará el dinero necesario para hacer los Juegos en 2018? – R: Eso espero, porque Marina y yo teníamos pensado salir en la ceremonia inaugural. Y si no, siempre nos quedará la petanca, el vóley playa o la vela...

M: También podríamos invitar a los carnavaleros de Río y montar nuestros juegos particulares.

– Dicen por ahí que la espera para recibir el dinero de los Juegos era igual de larga que la Rúa de Carnaval... ¿Es un error haber cambiado el recorrido? – R: Es complicado opinar cuando aún no lo hemos probado, pero lo que sí es cierto es que el recorrido será más corto. Aunque luego tendremos que ver si la iluminación es buena, si la gente responde... El año pasado, cuando llegábamos a la Plaça Imperial, parecía un auténtico desierto.

M: La gente tiene que empezar a conocer el recorrido. Muchos iban a la Rambla, y la Rambla ya no estará...

– Dejando la polémica a un lado. ¿Tarragona puede presumir de su carnaval? – M: Está entre los diez mejores de España, según muchos medios. Creo que es evidente que sí. Incluso mucha gente de Barcelona viene a ver el de Tarragona y no el de Sitges, por ejemplo.

R: Rotundamente sí.

– ¿El carnaval tarraconense atrae a turistas? – R: Yo pienso que es un carnaval muy importante, pero que lo viven los de aquí. Es regional, de la ciudad y los alrededores.

– ¿Si viniera Mariano Rajoy a verlo, firmaría el presupuesto de los Juegos? – R: Para que nos den el dinero tendría que ir alguien disfrazado de atleta, de jugador de petanca, o algo por el estilo.

M: No sé si nos daría el dinero, pero estoy convencida de que lo pasaría genial. El carnaval de Tarragona es increíble.

– No hay duda de que Tarragona tiene un gran carnaval. ¿De quién es el mérito? – M: Evidentemente, de toda la gente que forma el carnaval. De las comparsas y sus miembros.

R: Somos una auténtica familia.

– ¿Qué hace falta tener para participar en el carnaval de Tarragona? – M: Creo que tiene que gustarte muchísimo, tienes que tener ganas para dedicarle horas y también ganas de vivirlo al máximo.

R: Conozco compañeros que durante cuatro meses no tienen vida social más allá del carnaval debido a los preparativos que requiere. Este año yo soy uno de ellos.

– ¿Alguna vez han tenido el valor de contar las horas que le dedican al carnaval? – R: Yo no puedo, pero son muchísimas.

M: Desde hace algunos meses, los fines de semana van dedicados íntegramente al carnaval. Y de lunes a viernes, a partir de las cinco de la tarde, también.

– ¿Qué es lo que engancha? – M: El gran ambiente que hay. La fiesta en el local, la preparación de los trajes... Son cuatro meses de convivencia pura con la gente de la comparsa.

R: La conexión que se crea con los compañeros es alucinante.

– Algo que destaca mucho del carnaval de Tarragona son los disfraces, artesanos y muy conseguidos. ¿Esto ha provocado que la sátira se deje de lado? – M: Sí. Con los años una comparsa ha ido innovando, a otra le ha gustado y ha hecho lo mismo, y así sucesivamente hasta llegar al punto actual.

R: Pienso que también hay otros motivos. Tarragona es pequeña, nos conocemos todos... A nadie le gusta que le señalen por criticar, aunque sea satíricamente. Somos reservados y políticamente correctos.

– Una de las defensoras de la sátira era La Bóta, y este año no estará en la Rúa. – M: Sin duda la echaremos de menos. Por suerte mantienen todos los actos aunque no salgan en la Rúa. Y ya que han dicho que les falta gente para salir, a ver si los ciudadanos se animan.

R: La Bóta es muy necesaria. Al fin y al cabo el espíritu del carnaval es la crítica y la sátira, no todo tienen que ser plumas y lucir vestidos.

– Definan el carnaval de Tarragona con tres palabras. – R: Lucimiento, esfuerzo y familia.

M: Emoción, alegría y amistad.

– Amistad y familia. ¿Cómo son los vínculos que se crean? – R: Al final pasas tantas horas con la comparsa que se terminan convirtiendo en tu familia.

M: Sí. La amistad es tan potente que aunque sólo les vea durante el carnaval, sé que tengo amigos y amigas para toda mi vida.

– El día 23 se celebrará la gala de la Disfressa d’Or. ¿Pronósticos? – M: Es complicado, porque no hemos visto nada, pero... lo que más he oído por ahí es que Sinhus Sport tiene números de ganar. También Cromatic Fusion. Pero repito: sólo hablo de lo que he oído.

R: Yo no quiero mojarme. No me preocuparé de esto hasta el día de la gala. Hay un jurado y él decidirá.

– Este año han vuelto los premios económicos. Parece que el Consistorio hay veces que sí sabe qué hacer con el dinero... – R: Me parece genial que hayan vuelto. Pero por poner un ejemplo: si ganara Disc 45 tendrían que repartir los 800 euros del premio entre las 90 personas que forman la comparsa. No tendrían ni para un menú de 10 euros para celebrarlo.

M: Deberían ser premios algo más suculentos.

– También ha vuelto la verbena en la Tarraco Arena Plaça. ¿Hay suficientes actos? – M: Lo de la TAP creo que es un acierto. Todas las comparsas podremos ir allí y reunirnos después de la Rúa del sábado. Son momentos para compartir.

R: Los actos están bien, hay casi un centenar. Me gustaría que todo el mundo participara y se dejara llevar por el carnaval.

– ¿Cómo van a vivir estos diez días? – M: Al máximo, porque van a pasar muy rápido.

R: No me gustaría defraudar a nadie, pero tampoco creo que le vaya a gustar a todo el mundo. Al menos quiero que estén contentos con mi trabajo en la comparsa, y también en la de Marina. Este año yo también soy de Disc 45.

– ¿Se sienten presionados? – R: Bueno, es lo que hablábamos al principio. Estás expuesto públicamente, y eso es algo complicado.

M: Oirás cosas buenas y cosas malas.

– Si les propusieran alargar su mandato durante un año, ¿aceptarían? – M: Un año es demasiado. Megustaría tener algo de vida social (risas).

R: Yo sí me animaría. A mí me va la marcha.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También