Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevos trajes para el retaule de Santa Tecla

Nuevos tiempos pero el mismo sentimiento. El Esbart Santa Tecla renueva el vestuario y las máscaras en su cita con la Catedral 

Agnès Llorens Altimís

Whatsapp
La puesta en escena permitió contemplar un despliegue de nuevos atuendos. FOTO: PERE FERRÉ

La puesta en escena permitió contemplar un despliegue de nuevos atuendos. FOTO: PERE FERRÉ

Parecía un pase más, pero, de hecho, no lo fue. Ayer por la noche, la Catedral de Tarragona acogió una nueva representación del Retaule de Santa Tecla con una renovación intensa de la indumentaria de los actores que representaron en escena, y ante miles de personas, la vida de la patrona de la ciudad. La puesta en escena permitió contemplar un despliegue de nuevos atuendos que ayudaron a aportar un aire de renovación a una de las citas imprescindibles de las fiestas de Tarragona.

Los nuevos vestidos que se pudieron contemplar durante el Retaule de este 2018 tienen una clara vocación de paso adelante. Por una parte, permiten la máxima belleza y practicidad de movimientos y, por otra, evidencian la opción del Esbart de Santa Tecla de mantener la tradición, pero renovando algunos aspectos imprescindibles de la puesta en escena para mantener el carácter atemporal de esta representación.

Así lo expresa el vicepresidente del Esbart, Lluís Calduch, que justo unas horas antes de la representación afirmaba que «hemos querido dar una nueva visión a un atuendo que, con el paso de los años, necesitaba una revisión». 

De hecho, la representación que se pudo contemplar anoche fue la número 27 desde que los miembros del Esbart Santa Tecla decidieron escenificar la propuesta de Jaume Guasch –a partir de un artículo escrito por el historiador Josep M. Sabater sobre una noticia sobre la celebración, en 1775, de una ‘Moixiganga’ que representaba una alegoría de la llegada del ‘Santo Brazo de Tecla de Armenia’– y mostrarla al público de Tarragona. 

La Catedral de Tarragona se llenó anoche para acoger la representación del Retaule FOTO: PERE FERRÉ

«Hemos trabajado durante mucho tiempo en el cambio de trajes y máscaras, un trabajo que se ha hecho gracias a la imprescindible colaboración de Pau Fernàndez, Josep Maria Casas y Àngels Cantos, que se han ocupado del diseño y confección de los cambios», agradecía Calduch, que se mostraba satisfecho de un trabajo que, según apuntaba, se ha elaborado «teniendo en cuenta, en todo momento, tanto la estética como la necesidad de planificar una actualización que nos llevara al siglo XXI». 

En la representación de este 2018, los trajes femeninos reflejaban imágenes tradicionales del retaule, mientras que los masculinos conservaban los colores tradicionales de Santa Tecla –blanco, rojo y morado– con una estructura que resaltaba los movimientos.

Elementos como la ‘T’, que simboliza Tarragona, mantuvieron su importancia y se reflejaron en los cambios estéticos, que han supuesto muchos meses de trabajo. «Pensamos que es posible unificar la tradición que nos caracteriza con la incorporación de nuevos elementos», destacaba el presidente del Esbart Santa Tecla, mientras apuntaba que los cambios que ayer se presentaron en sociedad ya se empezaron a planificar a partir de la pasada edición de las fiestas de Santa Tecla. 

Un año de duro trabajo que ayer contó con los aplausos de todos los ciudadanos que, cada año, cumplen con su cita con la tradición y que ayer apreciaron la entrada al futuro del Esbart. 

Temas

Comentarios

Lea También