Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El jueves finalizó el plazo de licitación para presentar ofertas

Once empresas quieren derribar la antigua variante de la A-7 del Nàstic

La firma adjudicataria tendrá dos meses para realizar las obras y recuperar la topografía original del espacio

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este jueves del aspecto que ofrece el antiguo paso de la variante de la A-7 por el Nàstic.

Imagen de este jueves del aspecto que ofrece el antiguo paso de la variante de la A-7 por el Nàstic.

El Ayuntamiento de Tarragona ha recibido un total de once ofertas de empresas para derribar la estructura de la antigua variante de la autovía A-7 a su antiguo paso por las instalaciones del Gimnàstic, que dejó de estar en funcionamiento en junio de 2009 tras las entrada en servicio del nuevo recorrido. Esta obra se enmarca en las obras de mejora que se realizan en el entorno del Nou Estadi de cara a los Juegos del Mediterráneo que se celebrarán el próximo verano.  

Según ha podido saber el Diari, este jueves finalizaba el plazo de licitación de las actuaciones, en el que finalmente han sido más de una decena las empresas que han presentado sus propuestas, seis de ellas mediante el correo ordinario y otras tras cinco más lo han presentado de forma presencial. En pocos días se reunirá la mesa de contratación para decidir la firma adjudicataria de las actuaciones, valoradas en unos 677.000 euros. 

Construirán 750 viviendas
El objetivo de esta intervención es la de recuperar la topografía original que el emplazamiento tenía antes de la construcción de la antigua circunvalación de la autovía A-7 y, por eso, se igualarán las alturas de todo el entorno. Por ello, se derribarán tanto la parte del terrapleno de la antigua variante como las estructuras de hormigón armado existentes para poder llevar a cabo el movimiento de tierras para urbanizar según la topografía original. 

La actuación cuenta con un presupuesto de 677.000 euros

El proyecto, que deberá ejecutarse en un máximo de dos meses, comportará también el desmontaje de las instalaciones aún existentes, como son los báculos del alumbrado público, las barandillas de protección o las barras de seguridad metálicas que aún están presentes en el emplazamiento.    

Más a largo plazo,  el objetivo que se estipula en el Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) aprobado en agosto de 2013 es que, en el futuro, ese entorno de Llevant se convierta en un espacio urbano, que comporte la continuación de la Vall de l’Arrabassada y que enlace ese barrio con la zona deportiva del Nàstic y la actual Partida de la Budellera, que también se urbanizará y se convertirá en un futuro barrio con unas 4.200 viviendas para dar cabida a unos 10.000 ciudadanos. En esta línea, los planes municipales son que la antigua circunvalación cuente con un total de 750 viviendas o, lo que es lo mismo, que puedan ir a vivir allí aproximadamente unos 2.000 nuevos ciudadanos. 

El concejal responsable de los Juegos del Mediterráneo, Javier Villamayor (PSC), destaca que la licitación «ha generado un gran volumen de empresas interesadas en realizar las obras», un circunstancia que, a juicio del representante de la formación socialista, «es muy positivo».  

Temas

Comentarios

Lea También