Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Parada total de la planta de etileno de Repsol tras 36 horas de humo y llamarada

Se ha tomado esta medida para solucionar los temas que complicaban y alargaban la puesta en marcha
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
En los primeros días tras el incidente la llamarada era muy visible desde kilómetros de distancia.  FOTO: àngel juanpere

En los primeros días tras el incidente la llamarada era muy visible desde kilómetros de distancia. FOTO: àngel juanpere

El incidente que se produjo el pasado miércoles 14 en la planta de etileno que Repsol tiene en La Pobla de Mafumet todavía no se ha solucionado.

Aunque inicialmente se había apuntado desde la empresa que al cabo de unas 24 horas la factoría volvería a recobrar la normalidad, finalmente no ha sido así.

El hecho de que la fábrica estuviera a medio gas impedía poder reparar la avería, por lo que se ha optado por una parada total

Sobre las dos de la tarde del miércoles se produjo un problema en uno de los compresores de la planta, por lo que se paró la producción. El producto que estaba en las tuberías se desvió a la antorcha de seguridad, que inicialmente dejó ir humo negro junto con una gran llamarada, que siguió durante más de 36 horas encendida, aunque inicialmente tenía que estar sólo unas 24.

El incidente fue comunicado a la Direcció General de Protecció Civil de la Generalitat

Tras el suceso, sólo una parte de la planta siguió funcionando, a la vez que se dejó de inyectar etileno tanto a las empresas de la zona como a otras plantas de la propia Repsol.

Cambio de estrategia

Ayer, desde la compañía petrolífera se indicó que finalmente se había optado por parar toda la planta y solucionar así «los temas que complicaban y alargaban su puesta en marcha».

Por ello, ahora ya no hay llamarada, ya que se comenzará de cero. Esta decisión técnica la ha motivado el hecho de que mantener la planta a medio gas implicaba, según Repsol, alargar en el tiempo el episodio de antorcha mientras se resolvía la avería.

La previsiones apuntan a que dentro de unos días se pondrá en marcha la fase de arrancada, lo que volverá a provocar un nuevo episodio de la antorcha, «inherente al proceso de puesta en marcha o parada de una planta».

Comentarios

Lea También