Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pavimentar la TAP costará unos 160.000 euros

La Diputació sustituirá la arena de la antigua plaza de toros a partir del próximo abril.

Eloi Tost

Whatsapp
La Tarraco Arena Plaça perderá, tras 135 años, la arena del ruedo típica de una plaza de toros. Los trabajos de pavimentación del ruedo empezarán el abril de 2018.  FOTO: diputació de tarragona

La Tarraco Arena Plaça perderá, tras 135 años, la arena del ruedo típica de una plaza de toros. Los trabajos de pavimentación del ruedo empezarán el abril de 2018. FOTO: diputació de tarragona

La Tarraco Arena Plaça perderá en unos meses su característica arena del ruedo. La Diputació de Tarragona, propietaria del recinto, informó hace unas semanas a la empresa gestora, Agència de Publicitat Internacional Catalana (APIC), de la pavimentación del espacio que actualmente ocupa la arena. Unas obras que tendrán un coste aproximado de 160.000 euros y que se prevé que arranquen el próximo mes de abril.

La licitación todavía no ha sido formalizada pero en el perfil del contratante del organismo provincial ya aparecen los trabajos en el apartado de «licitaciones previstas». Fuentes de la Diputació apuntan que el trámite avanzará en unos días. El concepto que se dispone es el de «Obres pavimentació redol TAP», por un importe de 134.547,34 euros, IVA a parte. Una cifra, no obstante, que puede no ser definitiva, ya que por la condición de «licitación prevista» la cantidad se basa en una previsión de las diferentes áreas de la Diputació, por lo que puede sufrir cambios. Falta pues que se publique el concurso para conocer todos los detalles. 

Otro elemento que todavía no está claro al cien por cien es el material con el que se pavimentará la superficie. «No será ni asfalto ni cemento, sino una mezcla de materiales lo suficientemente resistentes para aguantar tanto el peso de un camión como de garantizar una buena acústica para los conciertos», afirma Javi Tirado, project manager de la TAP. Desde el organismo concretan un poco más y avanzan que «imitará el color de la arena con un pavimento continuo».

Adecuar el espacio

La principal razón para realizar estos cambios es la de adaptar la TAP a las necesidades que presenta hoy en día. Su función como plaza de toros ya quedó atrás y ahora es un espacio polivalente en el que, en la mayoría de ocasiones, la arena es más un problema que una ventaja. «Genera suciedad y para según qué espectáculos es una dificultad», señala Javi Tirado. «Sólo nos va bien para espectáculos ecuestres», reconoce. 

El dirigente del espacio comenta que «cada vez tenemos un cliente más fuerte a nivel internacional, que busca la excelencia. Cuando quieres hacer una cena de gala, al cliente se le da la posibilidad de poner moqueta, pero supone un coste añadido». Una cuestión pues, que se subsanará.

Temas

Comentarios

Lea También