Más de Tarragona

Podem y Comuns decidirán el día 17 si vetan a Junts per Tarragona

Votación. Los dos partidos reunirán a sus militantes en asambleas en las que habrá la presencia de dirigentes de las direcciones nacionales

Octavi Saumell

Whatsapp
Dirigentes de Podem y Comuns, la pasada semana, en  el Ayuntamiento de la Plaça de la Font. FOTO: CEDIDA

Dirigentes de Podem y Comuns, la pasada semana, en el Ayuntamiento de la Plaça de la Font. FOTO: CEDIDA

Ya hay fecha. Los militantes de Podem y de los Comuns votarán en diez días si ratifican el veto anunciado a Junts per Tarragona. Según fuentes de ambas formaciones, la esperada asamblea que debe marcar, al fin, un posicionamiento oficial de la coalición ante las negociaciones que Esquerra Republicana está ultimando con Junts y CUP se convocará para el lunes día 17 por la tarde. Será ese día cuando, después de semanas de especulaciones y comunicados, finalmente la formación progresista confirmará si da un golpe sobre la mesa, se desmarca del alcalde Ricomà (ERC) y rechaza cualquier tipo de pacto de gobierno con los de Dídac Nadal o si –por el contrario– cambia de opinión, desacata las directrices de las direcciones nacionales y avala un acuerdo con los postconvergentes como ya se ha firmado en la Paeria de Lleida o el Consell Comarcal del Tarragonès.

Inicialmente, las asambleas debían celebrarse el viernes 14, pero al final se han pasado al lunes 17 porque, de esta manera, podrán participar dirigentes de las ejecutivas nacionales y autonómicas de ambos partidos. Fuentes de las dos formaciones indican que el encuentro se llevará a cabo de forma presencial, pero que aún no se ha concretado el lugar porque «cuesta encontrar un emplazamiento que pueda albergar a más de un centenar de personas con las restricciones actuales y a un precio razonable», según resaltan fuentes conocedoras de la situación. Los centros cívicos y el Palau Firal son dos de las posibilidades que en estos momentos están sobre la mesa.

María Pozuelo y Agnès Petit

Fuentes de Podem Catalunya confirman al Diari que la Coordinadora Autonómica de la formación morada en Catalunya, Conchi Abellán, estará el día 17 en la asamblea de Tarragona. Asimismo, también participarán en el encuentro la responsable de Cercles i Participació del Consell Ciutadà Autonòmic, María Pozuelo, así como la integrante del organismo de dirección de Podem Catalunya y exdiputada por Tarragona, Yolanda López. Asimismo, por parte de los Comuns podrían acudir al encuentro con los afiliados las integrantes de la Comissió Executiva Nacional Candela López y Agnès Petit. No debe olvidarse que la portavoz del grupo municipal y primera teniente de alcalde, Carla Aguilar, también forma parte del gabinete de dirección autonómico de la formación liderada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La idea que barajan los dos miembros de la coalición es que la explicación de la situación y la argumentación sobre el posicionamiento de las direcciones nacionales de ambos partidos sea conjunta, mientras que se plantea que el debate posterior y las votaciones sean por separado.

ERC y CUP siguen negociando

Paralelamente a la situación interna que se vive en Podem y los Comuns, Esquerra y CUP continúan con los contactos para cerrar un acuerdo de gobierno. Según las fuentes consultadas, ambas partes siguen negociando el documento que será la base del programa a aplicar hasta final de mandato.

Hace dos semanas, la CUP presentó a ERC una propuesta «actualizada» sobre el preacuerdo alcanzado hace dos años entre ERC, Comuns y las anticapitalistas. En ese momento, las cupaires exigieron a Esquerra una calendarización concreta de los puntos acordados. «Falta acabar de cerrar el documento y el posible grado de ejecución», afirmaron ayer las fuentes consultadas. Una vez haya fumata blanca, el acuerdo deberá ser avalado por Junts y En Comú Podem, en caso de que finalmente esta última formación avale abordar un acuerdo con los de Dídac Nadal. Está claro, pues, que en los próximos días Ricomà se juega la estabilidad del gobierno municipal del segundo tramo de mandato, y quien sabe si las opciones de gobernar en 2023. Un mal divorcio con los Comuns podría tener consecuencias a medio plazo.

Temas

Comentarios

Lea También